¡No muerde!


SITUACIÓN: un alumno pregunta el significado de una palabra que desconoce, el profesor tiene dos opciones; puede decírselo o remitirle al diccionario. En el primer caso no parará de preguntar ante cada dificultad que se encuentre y tardará en aprender a defenderse solo. En el segundo caso inicialmente pondrá cara de asco o de miedo, con lo que tenemos que hacerle comprender que el diccionario no es un peligroso animal que está dispuesto a atacarle, sino que se trata de un buen amigo que le solucionará muchas dudas.

PREGUNTA DE RALPH: ¿qué es un diccionario? – Dejemos que él mismo nos lo responda: “Libro en el que se recogen y explican de forma ordenada voces de una o más lenguas, de una ciencia o de una materia determinada. Catálogo numeroso de noticias importantes de un mismo género, ordenado alfabéticamente.” es lo que nos cuenta nuestro amigo diccionario de la RAE en su edición de 2001 en su página 553.

¿Son todos iguales? Por supuesto que no, son casi como las personas, que no hay dos iguales aunque se parezcan mucho. En una primera distinción diferenciamos entre lingüísticos y no lingüísticos.

Lingüísticos: se ocupan del léxico de las lenguas. Dentro de este tipo hay numerosos grupos de diccionario: históricos, bilingües, los generales, los particulares (por ejemplo de términos médicos, de refranes) de uso (se preocupan de lo que se dice, no de lo que debería decirse), con dibujos, sin dibujos, grandes, de bolsillo…

No lingüísticos: se interesan más bien por el estudio de la realidad. Aquí está otra buena amiga, la enciclopedia.

PREGUNTA DE ALUMNO PROTESTÓN: ¿Por qué la letra es tan pequeña que casi no se puede leer y hay tantas columnas en cada página? – LA RESPUESTA MÁS EVIDENTE Y QUE RESUELVE TODO EL MISTERIO: para ahorrar papel. Pensemos qué pasaría si cada artículo se redacta si cada artículo los redactamos en letra de tamaño 12, ocupando toda la página y dejando entre cada artículo cierto espacio. Posiblemente en lugar de ocupar algo más de 1600 páginas (como la edición del DRAE de 2001), el contenido llegaría a las 8000, con lo que el volumen sería difícil de manejar.

Elaborado a partir de Porto Dapena, José Álvaro. Manual de técnica lexicográfica. Madrid. Arco Libros 2002. Capítulos 2 y 3.

Anuncios

Acerca de lasletrasmolan

Soy licenciado en Filología hispánica y profesor de asignaturas de letras: Lengua castellana, Lingua galega, Latín, Historia, Filosofía, Técnicas de expresión escrita, Francés. Tengo experiencia docente en colegios, academias y a domicilio. Ofrezco una visión lúdica de las materias de letras, sin olvidar la base teórica y teniendo muy en cuenta las dificultades del alumno a la hora de afrontar sus estudios. Querido profesor: también cuento contigo y tal vez en algún momento te sientas identificado con alguna de las situaciones aquí expuestas. Queridos padres: sin vosotros esta página no sería posible. Si quieres clases u organizar talleres de escritura o de lectura, no dudes en escribirme o llamarme. Puedes llamarme al 628693668 o escribirme a lasletrasmolan@hotmail.es
Esta entrada fue publicada en Nuestro amigo el diccionario y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s