En los cultismos resucitó


Y habitó entre nosotros.

El latín nunca nos ha abandonado del todo, siempre estuvo ahí, unas veces con sus disfraces de castellano, gallego, catalán, francés, italiano… otras manifestándose en todo su esplendor a través de los cultismos y otras de forma más discreta a través de las palabras patrimoniales.

Una palabra latina puede aparecer en las lenguas románicas de forma patrimonial y forma culta, la segunda guarda mayor similitud con dicha palabra, mientras que la primera implica una evolución a lo largo de los siglos. En este enlace hay una muy buena explicación de los principales cambios.

http://www.culturaclasica.com/lingualatina/del_latin_al_castellano.pdf

Por una parte los cultismos se fueron introduciendo en el idioma a medida que éste iba necesitando nuevos términos, también influye la labor de la Iglesia o las administraciones y cancillerías medievales, que al emplear el latín como lengua oficial, permitieron la mejor conservación de ciertos términos.

En este otro enlace nos ofrecen un esquema muy claro; de paso comprobamos cómo en la lengua vernácula una palabra latina forma un doblete.

http://e-ducativa.catedu.es/44700165/aula/archivos/repositorio//1750/1874/html/1_palabras_procedentes_del_latn_cultismos_y_palabras_patrimoniales.html

Ej: lat. AURICULA Esp. ‘oreja’ ‘aurícula’ el primero se refiere al pabellón auditivo y el segundo a una parte del corazón. A partir de la terminación culta podemos tener la palabra ‘auriculares’ para referirnos a unos aparatos que nos ponemos en las orejas.

Reflexión con malicia: podrían llamarse *orejares. Cierto, pero no se llaman así; la realidad es que recurrimos al latín, esa lengua que según muchos no sirve para nada estudiar porque ya está muerta, para explicar nuevos conceptos.

Cuando vamos al doctor y nos ausculta, nos explica que es clave no abusar de productos lácteos, como es especialista en su materia no se lo discutimos. (En dos líneas ya nos encontramos al menos cuatro cultismos, si seguimos profundizando más, comprobaremos que hay bastantes más palabras con origen latino).

Elaborado a partir de:

Lapesa, Rafael. Historia de la lengua española. Madrid. Gredos. 1995. 9ª edición, 8ª reimpresión. Págs. 107 a 110.

Penny, Ralph. Gramática histórica del español. Barcelona. Ariel. 1998. Págs. 233 y 234.

Anuncios

Acerca de lasletrasmolan

Soy licenciado en Filología hispánica y profesor de asignaturas de letras: Lengua castellana, Lingua galega, Latín, Historia, Filosofía, Técnicas de expresión escrita, Francés. Tengo experiencia docente en colegios, academias y a domicilio. Ofrezco una visión lúdica de las materias de letras, sin olvidar la base teórica y teniendo muy en cuenta las dificultades del alumno a la hora de afrontar sus estudios. Querido profesor: también cuento contigo y tal vez en algún momento te sientas identificado con alguna de las situaciones aquí expuestas. Queridos padres: sin vosotros esta página no sería posible. Si quieres clases u organizar talleres de escritura o de lectura, no dudes en escribirme o llamarme. Puedes llamarme al 628693668 o escribirme a lasletrasmolan@hotmail.es
Esta entrada fue publicada en Este muerto está muy vivo y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s