Pierre Menard, autor del Quijote. Reflexión semántica.


Para no caer en la monotonía de estar subiendo las leyes educativas, vamos a cambiar un poco de tercio; podemos basarnos en un fragmento de esta obra del genial Borges para reflexionar semánticamente sobre un texto. El pasaje en sí puede dar lugar a la sorpresa del alumno:

“Es una revelación cotejar el Don Quijote de Menard con el de Cervantes. Éste, por ejemplo escribió (Don Quijote, primera parte, noveno capítulo,):

… la verdad cuya madre es la historia, émula del tiempo, depósito de las acciones,

testigo de lo pasado, ejemplo y aviso de lo presente, advertencia de lo por venir.

Redactada en el siglo XVII, redactada por el «ingenio lego» Cervantes, esa

enumeración es un mero elogio retórico de la historia. Menard, en cambio, escribe:

… la verdad, cuya madre es la historia, émula del tiempo, depósito de las acciones,

testigo de lo pasado, ejemplo y aviso de lo presente, advertencia de lo por venir.”

Borges, Jorge Luis. “Pierre Menard autor del Quijote” en Narraciones. Madrid. Cátedra 1998. Pág 94.

REACCIÓN LÓGICA DEL ALUMNO: ¡Pero si pone lo mismo!

Efectivamente, las palabras son las mismas, pero unas mismas palabras pueden tener diferente significación según en el momento que se digan; “es la hora” puede querer decir “se acabó la clase” o por el contrario “se acabó el recreo y empieza la clase”.

PREGUNTA: ¿Cuándo se publicó el Quijote? RESPUESTA: vamos a dar por buena una respuesta general del tipo “en el primer tercio del XVII”, ya sabemos que la primera parte se publicó en 1605 y la segunda en 1615.

PREGUNTA: ¿Y el Quijote de Pierre Menard? RESPUESTA: de acuerdo con el cuento de Borges, en los años 30 del siglo XX.

ALUMNO: ¿Y…?

PROFESOR: ¿El idioma siguió exactamente igual durante todos estos siglos?

ALUMNO: No, fue cambiando.

REFLEXIÓN: Por tanto si yo me expreso en lenguaje de hace tres siglos, lógicamente estaré anticuado, en caso de que fuese extranjero, como Pierre Menard posiblemente se me vería como una persona intelectual que domina el modo de hablar español de hace tres siglos. Es como si nosotros supiésemos hablar a la perfección el francés previo a la Revolución.

ALUMNO: entendido.

PROFESOR: Pero todavía no está todo resuelto, las palabras pasado, presente y futuro, en este caso “por venir”, ¿significan lo mismo en ambas épocas?

ALUMNO: Pues lo más seguro que sí, no creo que hayan cambiado su significado.

REFLEXIÓN: Cierto en el diccionario la definición viene a ser similar, lo que cambian son las circunstancias o el contexto, que hacen que lo que antes era futuro o presente ahora se convierta en pasado. En aquella época, si hablaban de Felipe III se referían al presente, sin embargo para nosotros es pasado; Felipe IV sería el rey del futuro, para nosotros sigue siendo pasado; el reinado de Fernando VII para ellos sería un futuro improbable, ya que era algo totalmente desconocido, para nosotros forma parte del pasado. Volviendo al autor imaginario, Pierre Menard, teniendo en cuenta que el escrito es de finales de los años 30, el presente sería el ambiente previo a la 2ª Guerra Mundial mientras que para Cervantes posiblemente se trataría de un encantamiento producido por un malvado genio de los libros de caballería.

IDEAS QUE SE PUEDEN EXTRAER DE AQUÍ: Los escritos son iguales, pero al ser escritos en épocas diferentes por personas de diferente nacionalidad, uno es moderno y el otro anticuado pero con un gran dominio del español antiguo. El pasado, presente y futuro no cambian su significación, lo diferente son las circunstancias históricas de cada momento.

Anuncios

Acerca de lasletrasmolan

Soy licenciado en Filología hispánica y profesor de asignaturas de letras: Lengua castellana, Lingua galega, Latín, Historia, Filosofía, Técnicas de expresión escrita, Francés. Tengo experiencia docente en colegios, academias y a domicilio. Ofrezco una visión lúdica de las materias de letras, sin olvidar la base teórica y teniendo muy en cuenta las dificultades del alumno a la hora de afrontar sus estudios. Querido profesor: también cuento contigo y tal vez en algún momento te sientas identificado con alguna de las situaciones aquí expuestas. Queridos padres: sin vosotros esta página no sería posible. Si quieres clases u organizar talleres de escritura o de lectura, no dudes en escribirme o llamarme. Puedes llamarme al 628693668 o escribirme a lasletrasmolan@hotmail.es
Esta entrada fue publicada en Semántica; el alma de las palabras y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s