¿Cómo podemos diferenciar la homonimia de la polisemia? 1ª parte.


En una entrada anterior, habíamos utilizado los simpáticos vídeos de “La llama que llama” como excusa para introducir el concepto de homonimia. En el caso de palabras homófonas, como “vaca” o “baca” lo tenemos fácil; son homónimas. ¿Y en caso de la homografía?

Ya habíamos visto que dos palabras eran homónimas si hacían referencia a realidades diferentes: no era lo mismo llama de fuego, que llama de animal o llama del verbo llamar. Cada una de ellas tiene su propio origen etimológico.

En el ejemplo anterior, además se nos está dando otra pista, y es que algunas de esas palabras que tienen distinto origen, pertenecen a diferentes categorías gramaticales; una de ellas es un verbo mientras que las otras dos son sustantivos. Pasa lo mismo con vino del verbo venir o la bebida.

En el paso del latín a las lenguas romance, dos palabras que se escribían de manera diferente en latín podían pasar a escribirse igual en castellano, por ejemplo; es decir, su significante se igualaba pero el significado sigue siendo diferente. Tenemos un claro ejemplo con la palabra pez, que puede ser el animal que habita en el agua o la sustancia impermeabilizante. La primera procede de PISCEM y es masculina; mientras la segunda procede de PICEM y es femenina.

En el caso de la polisemia, lo que se produce es una diversificación semántica mediante el cual una palabra ha llegado a tener varios significados que son acepciones de la misma. Por ejemplo con ocaso, cuyos significados son “puesta de sol” y “decadencia”.

Elaborado a partir de:

Gutiérrez Ordóñez, Salvador. Introducción a la semántica funcional. Madrid. Síntesis. 1996. Págs. 124 y 125.

http://aulademanuel.blogspot.com.es/2011/10/diferencia-entre-polisemia-y-homonimia.html

Anuncios

Acerca de lasletrasmolan

Soy licenciado en Filología hispánica y profesor de asignaturas de letras: Lengua castellana, Lingua galega, Latín, Historia, Filosofía, Técnicas de expresión escrita, Francés. Tengo experiencia docente en colegios, academias y a domicilio. Ofrezco una visión lúdica de las materias de letras, sin olvidar la base teórica y teniendo muy en cuenta las dificultades del alumno a la hora de afrontar sus estudios. Querido profesor: también cuento contigo y tal vez en algún momento te sientas identificado con alguna de las situaciones aquí expuestas. Queridos padres: sin vosotros esta página no sería posible. Si quieres clases u organizar talleres de escritura o de lectura, no dudes en escribirme o llamarme. Puedes llamarme al 628693668 o escribirme a lasletrasmolan@hotmail.es
Esta entrada fue publicada en Semántica; el alma de las palabras y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿Cómo podemos diferenciar la homonimia de la polisemia? 1ª parte.

  1. Emma Bovary dijo:

    Muy interesante y muy sencillo como lo cuentas. Un saludo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s