Nombres de origen grecolatino en Los juegos del hambre.


Acabo de terminar de leer el tercer tomo de la saga juvenil Los juegos del hambre y he de reconocer que me ha sorprendido muy gratamente.

Lejos de tratarse de la típica novela juvenil en la que los protagonistas van madurando a medida que superan las dificultades, en ella aparecen reflejados temas que encierran una gran crítica social. Como es una obra reciente y no quiero desvelar más secretos, os diré que está ambientada en los Estados Unidos de un futuro lejano, en el que el país ha cambiado de nombre y la organización del mismo también; ahora el territorio no se divide en estados, sino en distritos controlados desde la capital. Simplemente os adelanto que mientras en el Capitolio vive la clase acomodada, el resto de los distritos tiene que trabajar y pasar hambre por él, con la excepción de unos pocos distritos privilegiados; no obstante todos han de enviar a los adolescentes seleccionados a luchar a muerte cada año en Los juegos del hambre, una suerte de espectáculo televisado para todo el país y para mayor gloria del Capitolio.

Dejando al margen esto, que naturalmente se merece un análisis mucho más exhaustivo, un detalle que me ha llamado la atención es la gran cantidad de nombres procedentes del latín y del griego que aparecen en la obra, casi todos ellos pertenecen a personas relacionadas con la capital, con lo cual tenemos otro claro ejemplo de que el latín, lejos de estar muerto, sigue formando parte de obras literarias, en este caso de una moderna saga juvenil estadounidense.

Trataré en la medida de lo posible en desvelar el desarrollo de la trama y centrarme en el tema tratado, si bien hay momentos en el que algún “secretillo” de la lectura haya que contar, no voy tampoco a hablar de cada uno de los nombres, tan solo de unos pocos.

Panem: es el nombre del país anteriormente conocido como Estados Unidos. Podemos pensar en el prefijo griego pan-, que significa “todo”, es decir, en un país unificado; sin embargo su origen se encuentra en la palabra “panis” (pan) concretamente en la expresión “panem et circenses” como se explica en una parte de la trilogía; es decir, viene de “pan y circo” justo el entretenimiento que tienen en la capital.

Capitolio: es una de las colinas sobre las que comenzó a crecer la ciudad de Roma y aquí su nombre coincide con la capital de Panem y que al igual que el romano, es invadido por los “bárbaros” o, en términos genéricos, por los que se oponen a su poder.

Seneca Crane: Vigilante Jefe de los juegos; supuestamente ejecutado por el Presidente, de hecho en algún momento existen ciertos momentos en los que lo que cuenta el propio dirigente nos hace pensar en el suicidio del escritor.

Romulus Thread: nuevo agente de paz del distrito 12 que destaca por su crueldad; tiene el nombre del fundador mítico de la ciudad, que asesinó a su hermano.

Existen unos personajes llamados avox, que son habitantes de los distritos que son capturados, se les corta la lengua y son empleados como esclavos. En su nombre nos encontramos el prefijo a- (sin, ausencia de) y la palabra latina vox (voz); de hecho no pueden hablar.

Castor y Pólux son dos personajes que aparecen formando “pareja” tanto en la mitología griega como en esta obra; en la historia clásica son hermanos y en esta novela son trabajadores de la televisión.

Igualmente se hace referencia al latín cuando los rebeldes tratan de recuperar psicológicamente a Peta, que estaba “secuestrado” por el Gobierno; se explica que esta palabra viene de “sequestrare” que en un antiguo idioma significa “retener” o, incluso mejor “apoderarse”; es decir, que la voluntad del personaje estaba retenida por el Capitolio.

Otros nombres que aparecen y tienen su origen en el mundo grecolatino son Caesar, Cinna, Portia, Flavius, Cato, Plutarch, Octavia o Brutus.

Obras consultadas.

Bayet, Jean. Literatura latina. Barcelona. Ariel. 1981.

Graves, Robert. Los mitos griegos. Barcelona. RBA. 2008.

Kovaliov. S. I. Historia de Roma. Madrid. Akal. 1992.

Anuncios

Acerca de lasletrasmolan

Soy licenciado en Filología hispánica y profesor de asignaturas de letras: Lengua castellana, Lingua galega, Latín, Historia, Filosofía, Técnicas de expresión escrita, Francés. Tengo experiencia docente en colegios, academias y a domicilio. Ofrezco una visión lúdica de las materias de letras, sin olvidar la base teórica y teniendo muy en cuenta las dificultades del alumno a la hora de afrontar sus estudios. Querido profesor: también cuento contigo y tal vez en algún momento te sientas identificado con alguna de las situaciones aquí expuestas. Queridos padres: sin vosotros esta página no sería posible. Si quieres clases u organizar talleres de escritura o de lectura, no dudes en escribirme o llamarme. Puedes llamarme al 628693668 o escribirme a lasletrasmolan@hotmail.es
Esta entrada fue publicada en Este muerto está muy vivo, Para ser un king del latín o un latín lover y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s