El burro de Rafa Benítez.


Si por estos lares ronda algún malpensado que se figura que pretendo cuestionar la valía y el conocimiento del actual entrenador del Real Madrid, procedo a deshacer la ambigüedad sintagmático-semántica y le digo que me refiero al de la fábula que contó en una rueda de prensa del pasado mes de agosto.

La historia en cuestión era esta: https://youtu.be/6CjJCiuciUk

https://www.youtube.com/embed/6CjJCiuciUk“>http://

Es decir, el mensaje que transmitía es que hiciese lo que hiciese, se le iba a criticar igual.

Escuchando esta fábula, me vino a la mente un “exemplo” que aparece en El conde Lucanor, obra fechada en 1335.

La estructura de dicha obra, como todos sabéis, está formada por narraciones enmarcadas; son relatos breves que se sitúan dentro de un contexto; en este caso en el diálogo entre el conde y su fiel criado Patronio. Cada relato, o exemplo, comienza con el conde explicando a su criado un problema que se le plantea; éste, si bien no le dice exactamente cómo debe obrar, le cuenta una historia en la que ocurre un caso similar al de su amo; cada narración termina con unos versos a modo de refrán en los que se explica la manera de actuar en cada caso.

Precisamente, Rafa Benítez nos cuenta, tal vez sin saberlo, el Exemplo II “De lo que contesçió a un omne bueno con su fijo” que podríamos traducirlo libremente como “Lo que le pasó a un buen hombre con su hijo”. Para esto sigo la 23ª edición de dicha obra de Cátedra (2004).

“Otra vez acaesçió que el conde Lucanor fablava con Patronio, su consejero,

et díxol’ cómo estava en grant coidado et en grand quexa de un fecho que

quería fazer, ca, si por aventura lo fiziese, sabía que muchas gentes le

travarían en ello; et otrosí, si non lo fiziese, que él mismo entendié quel’

podrían travar en ello con razón. Et díxole cuál era el fecho et él rogól’

quel’ consejase lo que entendía que devía fazer sobre ello.”

Traducción aproximada: el conde le cuenta a Patronio que quiere hacer algo pero que tome la decisión que tome, lo van a criticar. Entonces su consejero pasa a contarle una historia parecida a la de Rafa Benítez, aunque deberíamos decirlo al revés.

“Et yendo amos a mercado, levavan la vestia sin ninguna

carga et ivan amos de pie et encontraron unos omnes que vinían daquella

villa do ellos ivan. Et de que fablaron en uno et se partieron los unos de los

otros, aquellos omnes que encontraron conmençaron a departir ellos entre

sí et dizían que non les paresçían de buen recabdo aquel omne et su fijo

pues levavan la vestia descargada et ir entre amos de pie. El omne bueno,

después que aquello oyó, preguntó a su fijo que quel’ paresçía daquello que

dizían. Et el fijo dixo que le parescía que dizían verdat, que pues la vestía

iba descargada, que non era buen seso ir entre amos de pie. Et entonçe

mandó el omne bueno a su fijo que subiese en la vestia.

Et yendo así por el camino, fallaron otros omnes, et de que se partieron

dellos, conmençaron a dezir que lo errara mucho aquel omne bueno, porque

iva él de pie, que era viejo et cansado, et el moço, que podría sofrir lazeria,

iva en la vestia. Preguntó entonçe el omne bueno a su fijo que quel’

paresçía de lo que aquellos dizían; et él díxol’ quel’ paresçía que dizían

razón. Entonçes mandó a su fijo que diciese de la vestia et subió él en ella.

Et a poca pieça toparon con otros, et dixieron que fazía muy desaguisado

dexar el moço, que era tierno et non podría sofrir lazeria, ir de pie, et ir el

omne bueno, que era usado de pararse a las lazerias, en la vestia. Estonçe

preguntó el omne bueno a su fijo que quél’ paresçié desto que estos dizían.

Et el moço díxol’ que, segund él cuidava, quel’ dizían verdat. Estonce

mandó el omne bueno a su fijo que subiese en la vestia porque non fuese

ninguno dellos de pie.

Et yendo así, encontraron otros omnes et començaron a dezir que aquella

vestia en que ivan era tan flaca que abés podría andar bien por el camino, et

pues así era, que fazían muy grant yerro ir entramos en la vestia. Et el omne

bueno preguntó al su fijo que quél’ semejava daquello que aquellos omnes

buenos dizían; et el moço dixo a su padre quel’ semejava verdat aquello.”

Es decir, llevan al burro, o la bestia de carga, de una manera y siempre que se cruzan con alguien, el padre le pregunta al hijo que le parece lo que dicen y éste siempre les da la razón.

Finalmente el padre le dice al hijo algo parecido a lo de Rafa Benítez:

“Pues

en ninguna guisa non puede ser que alguna destas cosas non fagamos, et ya

todas las fiziemos, et todos dizen que son yerro; et esto fiz yo porque tomasses

exiemplo de las cosas que te acaesçiessen en tu fazienda; ca çierto

sey que nunca farás cosa de que todos digan bien: ca si fuere buena la cosa,

los malos et aquellos que se les non sigue pro de aquella cosa, dirán mal

della; et si fuere la cosa mala, los buenos, que se pagan del bien, non podrían

decir que es bien el mal que tú feziste. Et por ende, si tú quieres fazer

lo mejor et más a tu pro, cata que fagas lo mejor et lo que entendieres que

te cumple más, et sol que non sea mal, non dexes de lo fazer por reçelo de

dicho de las gentes; ca çierto es que las gentes a lo demás siempre fablan en

las cosas a su voluntad, et non catan lo que es más a su pro.”

Sin embargo, Benítez tenía razón en decir que era una fábula, de Esopo, para más señas: http://www.365fabulasparaninos.com/2015/07/fabulas-infantiles-el-hombre-el-nino-y-el-burro.HTML

Siempre es interesante, en las anodinas y repetitivas ruedas de prensa, encontrar referencias literarias o relacionadas con las letras.

Anuncios

Acerca de lasletrasmolan

Soy licenciado en Filología hispánica y profesor de asignaturas de letras: Lengua castellana, Lingua galega, Latín, Historia, Filosofía, Técnicas de expresión escrita, Francés. Tengo experiencia docente en colegios, academias y a domicilio. Ofrezco una visión lúdica de las materias de letras, sin olvidar la base teórica y teniendo muy en cuenta las dificultades del alumno a la hora de afrontar sus estudios. Querido profesor: también cuento contigo y tal vez en algún momento te sientas identificado con alguna de las situaciones aquí expuestas. Queridos padres: sin vosotros esta página no sería posible. Si quieres clases u organizar talleres de escritura o de lectura, no dudes en escribirme o llamarme. Puedes llamarme al 628693668 o escribirme a lasletrasmolan@hotmail.es
Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s