¿Es fácil escribir definiciones?


Decididamente no, pues toda definición lexicográfica ha de presentar una serie de características derivadas tanto de su estructura formal como de los principios o condicionamientos por los que se rige. No siempre son correctas y adecuadas, ya que no cumplen los requisitos, aunque no por ello han de considerarse como no válidas. Veamos unos cuantos ejemplos.

Definiciones sinonímicas: tienen carácter perifrástico.

Definiciones descriptivas: se refieren más a las realidades que a las palabras a las que representan.

A veces a la hora de definir palabras se mezclan diferentes criterios:

Hebra. Filamento de las materias textiles.

Hasta. prep. que sirve para expresar el término del tiempo, lugares o entidades.

Es decir, en el segundo caso se hace referencia al tipo de palabra. Si embargo en otra acepción de hebra, se aplica un criterio metalingüístico.

Hebra. Nombre aplicado a ciertas fibras vegetales o animales. (Tan nombre es en la primera como en la segunda acepción).

Tal vez, para ser más consecuente a la hora de escribir definiciones, debemos de ajustarnos lo más posible a determinados principios.

Principio de equivalencia: es el más general de todos; para que una definición sea correcta en la definición tiene que estar contenida nada más que la palabra definida. En lexicografía reciben el nombre de definiens y definiendum respectivamente. es decir, entre ambos tiene que haber una equivalencia total, tanto en extensión como en contenido:

Hombre. Animal mamífero. Cumple la equivalencia de extensión, pues es cierto, pero no la de comprensión, puesto que hay algo más.

Hombre. Animal racional. Es válida ya que cumple con ambos requisitos.

Principio de conmutabilidad: tanto la palabra definida como la definición pueden ser intercambiables:

Enloquecer. Volverse loco.

En este caso son intercambiables en este contexto: Don Quijote enloqueció con tanta lectura – Don Quijote se volvió loco con tanta lectura.

Pero cuando la definición de encuentra en metalengua de signo (dice el tipo de palabra).

Ser. Verbo sustantivo que afirma del sujeto lo que significa el atributo.

Ser o no ser, esa es la cuestión – *Verbo sustantivo que afirma del sujeto lo que significa el atributo o no verbo sustantivo que afirma del sujeto lo que significa el atributo, esa es la cuestión.

Principio de identidad categorial: tanto la palabra definida como la definición tiene que tener la misma categoría gramatical.

Principio de análisis: una verdadera definición  debe representar un auténtico análisis semántico y por tanto habrá de estar constituida por todo un sintagma, cada uno de cuyos componentes pondrán de manifiesto una parte o un aspecto del contenido de la palabra definida, que a su vez tienen que constituir entradas dentro del propio diccionario, cumpliendo así el principio de autosuficiencia.

Retomemos un ejemplo anterior para ilustrar:

Ser. Verbo sustantivo que afirma del sujeto lo que significa el atributo.

Todas las palabras que aparecen en la definición anterior, han de tener entradas en el diccionario.

Principio de transparencia: las explicaciones han de darse en el lenguaje más sencillo posible; algo que presenta dificultad cuando se trata de palabras propias de campos muy especializados.

Elaborado a partir de: Porto Dapena, José-Álvaro. Manual de técnica lexicográfica. Madrid 2002. Arco Libros. Págs. 268 a 277.

Anuncios

Acerca de lasletrasmolan

Soy licenciado en Filología hispánica y profesor de asignaturas de letras: Lengua castellana, Lingua galega, Latín, Historia, Filosofía, Técnicas de expresión escrita, Francés. Tengo experiencia docente en colegios, academias y a domicilio. Ofrezco una visión lúdica de las materias de letras, sin olvidar la base teórica y teniendo muy en cuenta las dificultades del alumno a la hora de afrontar sus estudios. Querido profesor: también cuento contigo y tal vez en algún momento te sientas identificado con alguna de las situaciones aquí expuestas. Queridos padres: sin vosotros esta página no sería posible. Si quieres clases u organizar talleres de escritura o de lectura, no dudes en escribirme o llamarme. Puedes llamarme al 628693668 o escribirme a lasletrasmolan@hotmail.es
Esta entrada fue publicada en Nuestro amigo el diccionario y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s