Diferenciación entre homonimia y polisemia. Continuación.


Hace ya un tiempo habíamos publicado una entrada en el que establecíamos un criterio etimológico para diferenciar ambas; de esa manera las palabras que en español se escribían de la misma manera (tenían el mismo significante) pero que procedían de étimos diferentes eran homónimas y tenían dos entradas en el diccionario: recordemos que no es lo mismo el pez animal, que la pez, sustancia pegajosa con la que el rey untó las botijas en las que metió a sus hijas ¿quieres que te lo cuente otra vez? Por su parte, las palabras polisémicas sufrían diversificación semántica y sus significados aparecían en la misma entrada del diccionario: recordemos el ejemplo del “ocaso”.

Por otra parte, dentro de la homonimia nos encontramos la homografía (en el caso de pez), es decir, la plena coincidencia entre significantes y la homofonía, palabras que no se escriben exactamente igual aunque eso no se manifieste en su pronunciación (recordemos la conjetura de la vaca o de la baca).

En este último caso nos podemos encontrar nuevas homonimias en función de la pronunciación del idioma.

  • Si hay ceceo y/o seseo: si no dominamos el idioma, podemos padecer una situación incómoda al pedir a alguien que nos abrace, o nos abrase.
  • Si hay yeísmo: imaginaríamos que un pastor iba con alguien que no decía ni una sola palabra (callado) en lugar de que tenía un bastón (cayado).

Aunque estudiamos este fenómeno principalmente con las palabras. También se da en los planos fónico, sintagmático y sintáctico.

Plano fónico: sirva como ejemplo el famoso cuento de la ballena del Manzanares  cuando el tabernero decía “una va llena” o “una ballena”. https://albalearning.com/audiolibros/trueba/ballena.html

Plano sintagmático sintáctico: llegó el lunes. Puede ser que una persona haya llegado ese día, o que haya pasado el domingo y que estemos a lunes.

Plano sintagmático semántico: el perro de mi sobrino. Puede ser que el sobrino tenga un carácter muy particular (dejémoslo ahí), o que tenga un perro como mascota.

Elaborado a partir de: Gutiérrez Ordóñez, Salvador. Introducción a la semántica funcional. Madrid. Síntesis. 1996 (2ª reimpresión). Págs. 124 a 127.

Acerca de lasletrasmolan

Soy licenciado en Filología hispánica y profesor de asignaturas de letras: Lengua castellana, Lingua galega, Latín, Historia, Filosofía, Técnicas de expresión escrita, Francés. Tengo experiencia docente en colegios, academias y a domicilio. Ofrezco una visión lúdica de las materias de letras, sin olvidar la base teórica y teniendo muy en cuenta las dificultades del alumno a la hora de afrontar sus estudios. Querido profesor: también cuento contigo y tal vez en algún momento te sientas identificado con alguna de las situaciones aquí expuestas. Queridos padres: sin vosotros esta página no sería posible. Si quieres clases u organizar talleres de escritura o de lectura en Coruña ciudad, no dudes en escribirme o llamarme. Puedes llamarme, enviarme mensaje de WhatsApp o Telegram al 628693668 o escribirme a lasletrasmolan@hotmail.es
Esta entrada fue publicada en Lengua, Semántica; el alma de las palabras. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .