Textos científico-técnicos I.


No sólo va a ser la ciencia la que lo analice todo. También la ciencia puede ser analizada, más concretamente los textos científicos. Si se me permite  la perogrullada, dichos textos, para ser redactados tienen que emplear una lengua, por tanto se someterán a sus leyes.

Recordamos que un texto es un conjunto de enunciados que permite dar un mensaje coherente y ordenado con finalidad comunicativa. De acuerdo con esa finalidad hay diferentes tipos de texto: argumentativos, científicos, periodísticos…

Entre los textos científico-técnicos nos podemos encontrar todos aquellos que intentan transmitir un saber (de matemáticas, botánica, biología…) y aquellos que muestran la aplicación de esos saberes. Evidentemente son muy variados, pero tienen características comunes. No obstante nos centraremos en un caso particular.

Intención comunicativa: transmitir información a un destinatario. Por tanto predomina la función referencial (centrarse en los hechos), mientras que la expresiva (emocionar al lector), casi no existe.

Un ejemplo muy claro y sencillo es éste:

Se alude a un referente en particular (las instrucciones del objeto en cuestión) con el ánimo de que se cumplan. Nos pretende emocionar como un poema, sino que le saquemos el mejor rendimiento posible.

Los iconos de la izquierda (el papel, el matraz y el señor) ayudan a facilitar más la comprensión.

Puede existir otro tipo de simbología: como los signos de operaciones, fórmulas…

El lenguaje utilizado es culto y formal. (No dice hable con el de la farmacia, sino que emplea un término más específico como “consultar”).

Los verbos (lea y consulte) están en imperativo y cada uno es el núcleo de una proposición que forma una oración coordinada copulativa. Es decir, forman una estructura sencilla y fácilmente comprensible, que es el propósito de este tipo de mensajes: que se ejecuten sus indicaciones.

No hay adjetivación. También resulta lógico, porque el mensaje tiene que ser lo más objetivo posible ¿Qué pensaríamos si nos dice “lea las maravillosas instrucciones de este fantástico y efectivo medicamento y consulte educadamente a su abnegado y trabajador farmacéutico”?

La terminología es propia del ámbito sanitario. En tan poco espacio hay dos términos (medicamento y farmacéutico).

 

Acerca de lasletrasmolan

Soy licenciado en Filología hispánica y profesor de asignaturas de letras: Lengua castellana, Lingua galega, Latín, Historia, Filosofía, Técnicas de expresión escrita, Francés. Tengo experiencia docente en colegios, academias y a domicilio. Ofrezco una visión lúdica de las materias de letras, sin olvidar la base teórica y teniendo muy en cuenta las dificultades del alumno a la hora de afrontar sus estudios. Querido profesor: también cuento contigo y tal vez en algún momento te sientas identificado con alguna de las situaciones aquí expuestas. Queridos padres: sin vosotros esta página no sería posible. Si quieres clases u organizar talleres de escritura o de lectura en Coruña ciudad, no dudes en escribirme o llamarme. Puedes llamarme, enviarme mensaje de WhatsApp o Telegram al 628693668 o escribirme a lasletrasmolan@hotmail.es
Esta entrada fue publicada en El texto: pasa al siguiente nivel, Lengua y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .