Michael Crichton. “Rescate en el tiempo”.


 

“Considerad por un momento el desigual impacto de la tecnología en las distintas áreas del saber a lo largo del siglo XX. La física utiliza la tecnología más avanzada, incluidos los anillos aceleradores de muchos kilómetros de diámetro. Lo mismo puede decirse de la química y la biología. Hace cien años Faraday y Maxwell tenían pequeños laboratorios privados. Darwin trabajaba con un cuaderno y un microscopio. Hoy, en cambio, no podría realizarse ningún descubrimiento científico importante con instrumentos tan elementales. Las ciencias dependen por completo de la alta tecnología. Pero ¿y las humanidades? ¿Qué ha ocurrido con las humanidades en ese mismo período de tiempo?… La respuesta es: nada. En ese campo no ha surgido ninguna tecnología significativa. Un estudioso de la literatura o la historia trabaja hoy exactamente igual que sus predecesores hace cien años. Sí, se han producido cambios menores en la autentificación de documentos, se ha introducido el uso del CD-ROM, y alguna otra cosa. Pero el trabajo cotidiano básico del estudioso es exactamente el mismo. Así pues, nos hallamos ante una injusticia. Existe un desequilibrio entre las áreas del saber humano. Los medievalistas se enorgullecen de la revolución que han experimentado sus concepciones a lo largo del siglo XX. Pero la física ha conocido tres revoluciones en el mismo siglo.”

Anuncios
Publicado en Citas que molan | Deja un comentario

Las horas, en particular los minutos.


Repasemos un poco las horas en español, comparando la forma de preguntarlas en otros idiomas y cómo indicamos los minutos.

Primero la pregunta; aunque hay muchas maneras de preguntarla, simplemente indicamos una:

Español: ¿Qué hora es?

Francés: Quelle heure est-il?

Inglés: What time is it?

Para los minutos transcurridos desde la hora en punto hasta y media.

En español añadimos …y cinco, … y veinte. (con preposición y).

En francés no añadimos ninguna conjunción ni preposición (cinq heures vingt) (cinco horas veinte).

En inglés, indicamos primero los minutos pasados, después la partícula past y finalmente la hora. (twenty past five) (literalmente 20 pasadas de las cinco) (es decir: las cinco y veinte).

Para los minutos que hay entre y media y la hora siguiente.

Español: la hora que va a venir menos los minutos que falten. (cinco menos diez)

Francés: igual.

Inglés: número de minutos que faltan para la siguiente hora (ten to five) (diez para las cinco).

Los cuartos:

En español: y cuarto, menos cuarto.

Francés: et quart, moins le quart.

Inglés: quarter past, quarter to.

Las medias:

Español: y media.

Francés: et demie.

Inglés: half past.

Publicado en Español para extranjeros. The relaxing conversaciones. | Deja un comentario

La filosofía racionalista de determinadas compañías telefónicas.


Hay una compañía telefónica que se basa en la Filosofía, sí esa materia de Humanidades que se quiere desterrar de la Enseñanza, para realizar una campaña publicitaria. Dicha promoción se inspira aparentemente en el racionalismo, concretamente en Descartes, que trataba de crear un método “científico” para hacer filosofía y distinguir lo verdadero de lo falso; para ello desmonta todo a base de dudas, hasta que se queda con la única certeza de que piensa, por tanto, ese acto es el que le hace existir y a partir de aquí puede construir todo su conocimiento.

Los anuncios en cuestión se le parecen en el blanco de los ojos. Sí, dicen la frase de forma parecida, pero ni mucho menos son fieles a esa filosofía. Vamos primero con el vídeo:

A los 8 segundos dice que las neuronas se activan cuando necesita una tarifa de datos. Aquí en primer lugar introduce un elemento relacionado con respuestas biológicas: la activación de las neuronas a partir de una necesidad, en este caso no natural, como podría ser el hambre o la sed, sino por una tarifa de datos, una creación totalmente artificial. Es decir, como una especie de reflejo condicionado parecido a las respuestas de las ratas de laboratorio cuando se las somete a pruebas de inteligencia.

No vamos a ser crueles y vamos interpretar este fragmento desde un punto de vista filosófico. No tendría que ver con Racionalismo, sino más bien con el Empirismo; más concretamente con la explicación que da Hume sobre la percepción de las ideas. Siguiendo su Tratado de la naturaleza humana, parte I, sección I “del origen de nuestras ideas”, este autor nos dice que las percepciones de la mente humana se reducen a ideas e impresiones. Las segundas serían las más fuertes. Por eso me atrevería a que la necesidad de la tarifa de datos, aunque sea una idea, en realidad es una impresión que desencadena todo el proceso “intelectual”

 

En el anuncio anterior es la propia compañía telefónica la que nos induce a realizar la actividad intelectual, un “nosotros” frente un “los demás” indefinido, que no estimula nuestra inteligencia, sino que para ella somos simples objetos de pensamiento.

 

Recordemos que el famoso pienso luego existo cartesiano es la base de un método que sirve para elaborar razonamientos. En primer lugar se duda de todo, de manera metódica no sistemática, ojo, se desmonta toda nuestra percepción para llegar a una única certeza a partir de la cual podemos desarrollar nuestro pensamiento.

“… desde el momento en que me propuse entregarme… a la investigación de la verdad, pensé que debía hacer todo lo contrario y rechazar como absolutamente falso todo aquello en lo que pudiera imaginar la más pequeña duda… Así, fundándome en que los sentidos nos engañan algunas veces, quise suponer que no había cosa alguna que fuese tal y como ellos nos la hacen imaginar… Pero inmediatamente después caí en la cuenta de que, mientras de esta manera intentaba pensar que todo era falso, era absolutamente necesario que yo, que lo pensaba, fuese algo; y advirtiendo que esta verdad: pienso, luego existo, era tan firme y segura… pensé que podía aceptarla sin escrúpulo como el primer principio de la filosofía que andaba buscando” Descartes. Discurso del método. Barcelona. Folio. 2006. Págs. 41 y 42.

Resumiendo: el anuncio en sí poco tiene que ver con Descartes (Racionalismo) y sí con el Emprirismo, ya que la frase original forma parte de un método en el cual el acto de pensar era la primera certeza, mientras que en este caso el pensamiento es algo estimulado por una percepción externa, algo que el propio Descartes era lo primero que ponía en duda.

Publicado en Filosofía | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

El arte de morir dos veces o la entrada de la tradición cultural en la era digital. Reseña.


Existen numerosos recursos en literatura, tanto en las figuras empleadas, como en los motivos que aparecen, que sirven como excusa para desarrollar una historia y darle vivacidad, y aunque repetidas y combinadas a lo largo de los siglos, ni por ello pierden vigencia ni tampoco la obra literaria deja de conmovernos.

Uno de esos procedimientos que dan agilidad a la historia es la introducción de parejas, en la que cada uno de sus miembros, con su carácter, aporta un matiz determinado al devenir de los acontecimientos. Nuestros inmortales Don Quijote y Sancho son el ejemplo más ilustrativo; otros no son tan destacados pero su presencia sigue enriqueciendo a la obra, como los criados de Calisto Pármeno y Sempronio, o los malvados Infantes de Carrión del Cantar de mio Cid; y así en toda la literatura universal.

Igualmente el simbolismo de determinados animales es patente en todas las tradiciones culturales; la serpiente bíblica simboliza la caída en el pecado, los cuervos son pájaros de mal agüero, pero depende si se cruzan por el diestro o el siniestro costado.

Los paisajes igualmente, van modificándose a lo largo de la historia de la literatura europea, por poner un ejemplo. El renacentista locus amoenus o lugar idílico en el que el sabio se retira a descansar o en el que los pastores lloran sus penas de amor, contrasta con los tormentosos parajes románticos, que reflejan el turbado estado de ánimo del yo lírico.

Por último juntemos el viaje y las reflexiones sobre el sentido de la vida; el valor simbólico del propio viaje en cuanto supone un cambio en la visión del mundo de quien lo realiza, y ese movimiento hacia el oeste tan propio de la cultura estadounidense, tan brillantemente plasmado por Steinbeck el Las uvas de la ira.

¿Y sería posible en la narrativa actual aunar estos y otros recursos tan propios de la buena literatura de todos los tiempos, que parecen estancados en los libros de texto, combinarlos con los últimos adelantos tecnológicos, como localizadores de rutas, teléfonos de última generación y crear una obra nueva con los valores de siempre?

El arte de morir dos veces, de Alonso Barán así nos lo demuestra; su protagonista, Alex, se ve obligado a huir y a crear una falsa identidad por unas turbias circunstancias, con dicha escapada a lo largo de diversos lugares de los Estados Unidos, se desencadena una frenética aventura en la que hará más enemigos que amigos, aunque estos últimos le marcarán de forma especial y le darán un nuevo sentido a su existencia.

Como habíamos indicado al inicio y sin ánimo de desvelar la trama, diremos que en esta novela se mezclan estos motivos de la literatura tradicional: parejas de personajes; carácter simbólico de ciertos paisajes y animales; todo ello perfectamente armonizado con la aparición literaria de la tecnología punta del momento, lo que le confiere a la historia una profundidad y un dinamismo muy atractivo.

Por si lo anteriormente dicho pareciese escaso aliciente para iniciar la lectura de dicha novela, el autor introduce de forma habilidosa y casi subliminal guiños a grandes películas estadounidenses en los momentos más inesperados; permitidme deciros que es especialmente hilarante el instante en el que un personaje pone en su vehículo la Cabalgata de las Valquirias y todo ello rodeado de escenas y personajes que a mi parecer forman parte del imaginario americano o que al menos aparecen en sus películas; como las frenéticas persecuciones policiales, los caníbales, las poblaciones escondidas en medio de los bosques y un largo etcétera.

Por todo ello os recomiendo esta novela, que más que el arte de morir dos veces, es una lección de ganas de vivir intensamente, de lucha por la supervivencia y de una búsqueda constante de hallar el sentido de nuestra existencia.

 

Publicado en Libros | Etiquetado , , | 6 comentarios

Propuesta de reforma ortográfica.


Santos Borregón Sanz, licenciado en Ciencias de la Educación y Logopedia, propone una reforma ortográfica para facilitar el aprendizaje del alumnado con dificultades.

Publicado en Lengua, Ortografía: ni contigo ni sin ti | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

El cliente siempre tuvo razón.


No nos referimos a aquellas personas que acuden a comprar a un establecimiento, que las leyes no escritas del comercio les conceden la razón, esperemos que no como a los locos.

Consultando el Diccionario crítico etimológico castellano e hispánico, Vol II, de Corominas y Pascual se nos dice lo siguiente:

Cliente: del lat. cliens, -tis ‘protegido’ ‘persona defendida por un patrón’.

En los tiempos de la monarquía, los clientes eran personas dependientes o protegidas de los patricios, la clase social más alta. Se basaba en una relación de servicios recíprocos pero no igualitaria. El cliente recibía del patricio la tierra, el ganado y gozaba de su defensa ante el tribunal. A cambio tenía que servir en su ejército, ayudarlo financieramente en ocasiones; pasaba a formar parte de la gens del patrono en calidad de miembro joven y tomaba parte en el culto familiar y las reuniones de las curias.

Los clientes provenían de clases sociales con poco dinero, extranjeros, libertos, hijos ilegítimos o pobres.

En las leyes romanas decía lo siguiente: Patronus si clienti fraudem fecerit, sacer esto (el patrono que engañe a su cliente, será execrado).

Si extrapolamos todo este mundo a la sociedad actual, tendríamos que quien trabaja en el establecimiento son los patricios y los que vamos a comprar somos personas de categoría inferior que necesitamos su protección; de manera que, etimológicamente hablando, no somos tan importantes como nos quieren hacer creer; en realidad nos están protegiendo a cambio de servidumbre, aunque existan leyes que nos amparen como consumidores.

La parte histórica consultada en Kovaliov S. I. Historia de Roma. Madrid. Akal. 1992. Pág. 61

Publicado en Curiosidades | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

La biblioteca escolar.


El pasado 30 de diciembre, Odilón Moreno publicaba un interesantísimo artículo sobre el empleo de las bibliotecas escolares. Plantea que no solo sean lugares de consulta para el alumnado, sino que también crezcan con las aportaciones escritas que los estudiantes puedan realizar a medida que van aprendiendo.

 

Mucha de la información contenida en los libros, primero ha estado en forma de oralidad y ha implicado un uso intensivo de la racionalidad de varias generaciones, para que tenga cierto grado de utilidad para la humanidad. Por otro lado la oralidad es la referencia para la escritura. Pero también es verdad que los libros en parte alimentan la oralidad; es decir, hay un ir y venir entre oralidad y escritura. Una creencia extendida es que la comprensión de los libros generados por una comunidad especializada y reconocida como productora de conocimiento, ayuda de manera significativa al desarrollo personal y social, cosa en la que coincido. Durante muchos siglos, los libros no estuvieron disponibles para la gran mayoría de las personas. Sólo con la instauración de los sistemas educativos nacionales, es que se masifica su distribución y uso. Pero ello implicó la invención de los libros escolares, que son una versión de libros especializados, adaptada de tal manera que los alumnos de educación básica pueden comprender el conocimiento especializado, según su estadio de desarrollo cognitivo y condiciones socio-culturales.

Sin embargo, me parece que en las instituciones escolares de educación básica en México, hay una serie de creencias y prácticas que fomentan una excesiva valoración del libro y del autor. Prevalecen las lecturas unívocas hacia los textos. Por ejemplo las valoraciones de la comprensión lectora, están centradas en saber si los alumnos entienden lo que dice el autor, más que en si generó un punto de vista propio. En parte el lector se debe apegar a lo que está literalmente plasmado en un texto, pero en parte no. Esto último lo acercaría más a un escritor o autor. Considera que los alumnos de las escuelas de educación básica, están en condiciones de jugar a ser lectores y autores. Leer lo que dicen otros, pero también plasmar el conocimiento escolar que han generado. No es lo mismo comprender que componer, aunque ambos procesos van de la mano y, por lo tanto, debe haber una proporción entre ellos.

Todo proceso de enseñanza-aprendizaje, implica que el docente sepa hacer que los alumnos consulten y comprendan de manera eficaz las fuentes de información adecuadas para lograr el aprendizaje. Pero otra parte importante es que se sepa ayudar a los alumnos a saber plasmar lo que han aprendido. Aquí es donde debe se debe establecer una diferencia entre las productos de aprendizaje de comprensión como son organizadores gráficos, cualquiera que sea; y los productos de aprendizaje de composición, ya sean ensayos, monografías, entre otros. Para la primara parte de esta lógica que he planteado es vital la biblioteca escolar y la del salón de clases. Pero si la didáctica sólo se centra en la comprensión, los alumnos pueden hacer interpretaciones de las bibliotecas y de los libros como referencias de lealtad al conocimiento ya hecho. Lo que propongo es repensar las bibliotecas escolares como un lugar en el que se aportan producciones que no son otra cosa que conocimiento escolar hecho por los alumnos. En este sentido todos los productos de aprendizaje de composición, deberían ir a parar a la biblioteca escolar o de aula.

Llevar a cabo la proporción entre los libros de otros autores en la biblioteca y los generados por los alumnos, significaría poder llevar a estos últimos a que dejen de pensar que la escritura sólo es posible en otros, de alguien “especial” y “predestinado” a ello, sino que también es una posibilidad que está a la mano a través de un trabajo sistemático, que hay una participación del alumnado para el incremente del acervo de la biblioteca. Así la biblioteca deja de ser una especie de museo, donde están los libros “sagrados”, a ser un lugar al que se le puede aportar. Por ejemplo, muchos de los objetos de aprendizaje de la formación en el campo de comunicación y lenguaje tienen que ver con la oralidad local, mitos y leyendas, fábulas, refranes, dichos, chistes, historias personales, de familia o de la localidad; que los alumnos llevan a la escritura. Estas producciones no deberían de acabar en una libreta o en una exposición, sino en la biblioteca, lo que sería una práctica social del lenguaje. Participar en la elaboración de la biblioteca, como actividad educativa, también es acción política. Sin embargo hace falta una didáctica que a continuación trataré de esbozar.

En el momento preinstruccional de su secuencia didáctica, el docente además de hacer que los alumnos tengan claro qué es lo que van a aprender, cómo lo van a hacer, así como la forma en que lo van a demostrar, debe hacer mención de que las producciones de aprendizaje de composición, irán a parar a la biblioteca del salón de clases o a la de la escuela. Para ello, junto con sus compañeros (as) docentes, de su centro de trabajo, tiene que habilitar este espacio, que sean visibles las aportaciones del alumnado mediante una catalogación específica. Me parece que es en este momento instruccional donde los alumnos deben ser guiados para que se pongan de acuerdo y decidan cuál será su aportación a la biblioteca.

En la parte coinstruccional, los alumnos deben tener claro que sus primeras producciones de aprendizaje derivan de lo que comprenden de las fuentes consultadas en la biblioteca escolar o de salón de clases, además de la biblioteca familiar. También deben tener claridad de que lo que produzcan ira a parar a la biblioteca escolar. Cuando finalicen las producciones de aprendizaje de composición, después de haber dialogado su calidad y cómo representan el logro de lo esperado curricularmente, es importante orientar a los alumnos a precisar cómo han de llegar sus composiciones a la biblioteca de la escuela, cuáles producciones y por qué. Creo que no se debe seguir la lógica de que se incluyan los “mejores” trabajos, porque en teoría todos deben ser los mejores, ya que todos los alumnos deben representar aprendizaje, de lo contrario, podría ser una situación excluyente. Es decir, todos los alumnos deben de estar en posibilidades de que aportarán a la biblioteca un trabajo que ulteriormente podrá ser fuente consulta para otros alumnos. Así las libretas también podrían dejar de significar apuntes de comprensión a ser bocetos o borradores de libros escolares. Esta didáctica, generará otro habitus, otra forma de ver las bibliotecas, algo que es propio.

http://editorial-tlaloque.com/la-biblioteca-escolar/

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Ejercicios explicados de valores del “se”.


Aplicamos lo explicado aquí en las anteriores ocasiones. Tomamos algunas oraciones del siguiente enlace, en el que también hay una buena explicación de dichos valores; de modo que podéis mirarlo perfectamente si así lo preferís.

https://ancoralengua.files.wordpress.com/2011/02/valores_de_se__oraciones_corregidas.pdf

Se ayudó a los más necesitados.

  • Oración impersonal: el verbo está en tercera persona del singular y no hay sujeto. Si suprimimos el “se”, queda “ayudó a los más necesitados”; en este caso habría un sujeto elíptico “él”.

 

Pilatos se lavó las manos.

  • Reflexiva en función de C.I.:
  • Concuerda con el antecedente al que se refiere. Si lo cambiásemos, también cambiaría “Yo me lavé, tú te lavaste…).
  • Admite el refuerzo “a sí mismo”. (Se lavó las manos a sí mismo).

 

Se ha divulgado la noticia.

  • Pasiva refleja: está en tercera persona del singular y tiene sujeto, con lo que al pasarla al plural también pasa a plural. Igualmente coincide con el sujeto de la pasiva perifrástica (la noticia ha sido divulgada)

 

Se vendieron dos pisos en este portal.

  • Pasiva refleja: está en tercera persona del plural, tiene sujeto y coincide con el sujeto de la pasiva perifrástica.

 

Luis y Antonio se prestan los apuntes.

  • Recíproco con función de CI. Luis presta los apuntes a Antonio y Antonio presta los apuntes a Luis.
  • Admite como refuerzos mutuamente, o recíprocamente. Antonio y Luis se prestan mutuamente los apuntes.
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Valores del “se”. 2ª parte. Sin función sintáctica.


En la anterior entrada vimos los valores del “se” con función sintáctica. Ahora toca sin función sintáctica.

Verbos pronominales: el “se” forma parte del verbo; es exclusivo de su significación; no se puede cambiar por un SN. Hay casos en los que no se puede suprimir, y en los que sí es posible, hace cambiar la significación del verbo. Nos encontramos varios tipos de verbos pronominales.

  • Verbos siempre pronominales: jactarse, quejarse, atreverse, arrepentirse. (no existe *jactar, *quejar, *atrever. *arrepentir).
  • Verbos que pueden funcionar o no como pronominales. Ejemplos.
    • Dedicar / dedicarse a. Observemos, que en cada uno de los casos se forman diferentes estructuras:  Dedicar + CD (dedicar algo) / Dedicar + C.Reg. (dedicarse a algo).
    • Los verbos intransitivos, como los de movimiento (ir, volver, venir, subir…) pueden construirse con o sin “se”. Podrían confundirse con el dativo ético; pero tengamos en cuenta que las construcciones con dativo ético llevan CD.

Pasiva refleja: Verbo en tercera persona del singular o del plural, coincide con el sujeto de la pasiva perifrástica.

Se realizará el trabajo.

Comprobamos que “el trabajo” es sujeto pasándolo a plural; si el verbo hay que pasarlo a plural, entonces es sujeto “se realizarán los trabajos”.

Igualmente se puede poner en pasiva perifrástica “los trabajos serán realizados”.

Impersonal: Únicamente están en tercera persona del singular. No hay sujeto.

Se habla del partido.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Valores del pronombre SE. Pequeños trucos para diferenciarlos. 1ª parte.


Es uno de los temas que más dificultad suele causar en los últimos años de la ESO, el Bachillerato y puede tener una última aparición en las Pruebas de Acceso a la Universidad. No nos aclaramos si es reflexivo, si es pronominal, si es impersonal. Pongamos el esquema y luego explicamos.

Distinguimos dos tipos:

Con función sintáctica.

Sin función sintáctica.

Dentro del primer grupo:

1º- Pronombre personal de tercera persona variante de LE/LES.

Casi siempre hace función de CI.

Se lo regalé. Se = CI; lo = CD (regalé algo a alguien) (le regalé algo) (*le lo regalé).

Tan solo sería CD cuando acompaña al verbo “llamar” y un predicativo.

Llama lista a María (se lo llama).

Dato curioso: lo vimos en el ejemplo de “se lo regalé” aunque no explicamos nada. Fijaos que para otras personas, utilizamos en función de CI el pronombre que corresponde “me lo contaron, te lo contaron, nos lo contaron, os lo contaron”, y sin embargo para las terceras personas “le” y “les” son sustituidas por “se” *le lo dijeron; *les los dijeron; expresiones inexistentes en español.

TRUCO: cuando nos encontremos la secuencia “se lo”, lo normal es que el “se” tenga ese valor de pronombre personal.

2º- Valor reflexivo. Tanto como CD como CI. Cuando tanto el sujeto como el “se” tienen el mismo referente. Estos pronombres concuerdan con el antecedente al que se refieren, que suele ser el sujeto de la propia oración.

TRUCO: Admite el refuerzo de “a sí mismo”.

Ejemplos:

Juan se lava. Aquí el “se” tiene valor de CD. Juan se lava a sí mismo.

Juan se lava la cara. Aquí el “se” tiene valor de CI, “la cara” es CD. Juan se lava la cara a sí mismo.

3º- Recíproco: dos o más personas realizan una acción que reciben mutuamente. También con funciones de CD y CI.

TRUCO: Puede admitir como refuerzos “mutuamente”, “recíprocamente”, “entre sí”.

Pepe y Juan se escriben cartas. El “se” tiene valor de CI, “cartas” es CD. Pepe escribe cartas a Juan / Juan escribe cartas a Pepe.

Pepe y Juan se insultaron. El “se” es CD. Pepe insulta a Juan /Juan insulta a Pepe.

Un poco al margen queda el dativo de interés; que aunque realiza función de CI es prescindible y la oración funciona perfectamente sin él.

Ejemplo:

Se comió un bocadillo. Se puede decir igual comió un bocadillo.

TRUCO: lo podemos encontrar con verbos relacionados con comer, beber, fumar…

 

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario