La sílaba. Primera parte.


De acuerdo con Antonio Quilis, la sílaba es una unidad a la vez tensiva, articulatoria, auditiva, cinética y psicológica, que agrupa los fonemas en la cadena hablada. No obstante, para simplificar un poco vamos a exponer lo que nos dice la R.A.E.

La sílaba es una unidad lingüística dotada de estructura interna.

Está formada por un núcleo y dos márgenes situados a ambos lados del núcleo.

En español el núcleo de la sílaba es siempre vocálico y es el único elemento imprescindible para constituir la sílaba; puede estar formado sólo por una vocal (li-bro) y hasta un máximo de tres (bien) (miau).

Para alguien que sólo conozca el español, esto es algo muy evidente y posiblemente ignore que en otras lenguas una vocal puede realizar la función de núcleo silábico. En inglés, “people”, la última sílaba es  [pl] y su núcleo silábico es [l] una consonante.

¿Todo esto es importante? Pues claro, es muy importante para la acentuación gráfica y para separar las palabras con guiones al final de línea.

Los que hablamos español a lo mejor no nos paramos a pensar sobre el tema y quienes estudien español se lo preguntarán ¿Cómo se puede dividir una palabra española en sílabas? Vamos a verlo.

  1. Consonante entre dos vocales: la consonante se agrupa con la vocal siguiente miraron [mi-rá-ron]
  2. Dos consonantes entre dos vocales.
    1. van juntos los siguientes grupos: /pr, br, pl, bl, fr, fl, gr, gl, kr, kl, dr, tr/ aclamar [a-klá-mar] agrupar [a-grú-par].
    2. cualquier otra pareja de consonantes que se encuentre entre dos vocales queda dividida; la primera cierra la sílaba anterior y la segunda inicia la sílaba siguiente; artista [ar-tís-ta].
  3. Tres o más consonantes entre dos sílabas.
    1. las dos últimas consonantes forman un grupo. Una de ellas es líquida (recordemos que las líquidas son /l/ y /r/; inflamar [in-fla-már].
    2. las dos primeras forman una secuencia [ns], [bs]; construir [kons-tru-ír], obstrucción [obs-trug-ción].
  4. Contacto entre vocales abiertas (a, e, o) se sitúan en dos sílabas distintas; reo [a-é-re-o].
  5. Contacto entre vocales abiertas y cerradas (i, u) y viceversa; si forma diptongo, constituye una sílaba; aire [ái-re] bueno [bué-no].
  6. Un triptongo forma sílaba o parte de ella; buey [buey], asociáis [a-so-ciáis].
  7. Cuando se encuentran una vocal abierta no acentuada con una vocal cerrada acentuada, se originan dos sílabas separadas; ps [pa-ís].

En la próxima entrada profundizaremos más con diptongos, triptongos e hiatos.

Quilis. Antonio. Tratado de fonología y fonética españolas. Madrid. Gredos. 1998. Capítulo XI.

R.A.E. Ortografía de la lengua española. Madrid. Espasa. 2010. Pág. 196.

 

Publicado en Lengua, Ortografía: ni contigo ni sin ti | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Sexto aniversario del blog.


Tal día como hoy de hace 6 años se publicó la primera entrada del blog y el pasado 9 de febrero se superaron los 200.000 clicks.

Tanto la página como su creador hemos ido creciendo, añadiendo nuevas secciones, abriendo nuevas redes, la última de ellas Instagram que la han ido enriqueciendo y complementando; pero lo que más ha aportado es la colaboración de todo el mundo, bien como suscriptor, como seguidor de Twitter, de Facebook, con una colaboración o con una simple visita; esto es lo que realmente lo hace bueno. Por ello no me canso jamás de agradeceros vuestra presencia y apoyo al otro lado de la pantalla.

Por ello, os dejo aquí el mapa del mundo con las visitas al blog desde los cinco continentes, para agradecer cada visita a la página y como homenaje a todo este fiel público al que resultaría muy complicado darle las gracias a título individual.

Aquí seguiremos.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , | 1 Comentario

El bombero, su manguera, el calendario.


Este título naturalmente está escrito únicamente para que alguien pique y se lea el artículo con la esperanza de encontrarse algunas fotos de lo anunciado.

Pues no, no voy a hablar ni de calendarios ni de mangueras; de bomberos muy poco, pero de forma intensa y en relación con un tema que apasiona a la sociedad mundial: la ortografía.

Y es que recientemente, en las oposiciones a bombero, en Burgos, el 60% de los candidatos suspendió las pruebas de ortografía.

http://www.20minutos.es/noticia/2948040/0/aspirantes-bombero-burgos-ortografia/

Lo fácil es decir: son bomberos, lo que importa es que apaguen fuegos; a lo mejor dejan fuera a buenos bomberos por culpa de la ortografía…

No es que sea un experto en la materia, pero imagino que para este trabajo hace falta algo más que echar agua sobre fuego, porque para empezar, este líquido no siempre es lo más efectivo; es de suponer que la preparación física tiene que se muy buena y que un mínimo de psicología han de tener cuando tengan que dirigirse a aterradas víctimas de un incendio.

¿Y la ortografía? Pues presumiblemente en algún momento tendrán que redactar un informe, tanto a sus superiores como a otras instituciones y en esos escritos tendrá que haber una buena redacción y por extensión una buena ortografía, simplemente por respeto y profesionalidad.

Ahora otra pregunta ¿Los exámenes de ortografía están enfocados a lo anteriormente dicho o no? El dictado que se transcribe en la noticia me hace pensar que sí, al menos en parte, puesto que aparecen palabras que se pueden presentar en la redacción de un informe relacionado con el fuego o un incendio (asfixia, horno).

Ahora vamos con el examen tipo test de la Policía; si esta es la única prueba ortográfica que les hacen, me parece muy escaso y nada ajustado a sus necesidades laborales.

http://www.antena3.com/noticias/sociedad/Eres-capaz-de-aprobar-el-examen-de-ortografia-oposiciones-Policia-Nacional_20170207589a022d0cf2a328aa9f7ecc.html

Visto así, las palabras pueden ser correctas o no serlo; si hablamos de “bes” por poner un ejemplo inmediato (la pregunta 3) ¿De verdad estarán pensando en la medida de peso? ¿Pensarán en la segunda letra del alfabeto? ¿Pensarán en si es una forma mal escrita del verbo “ver” o del verbo “ir”? Insisto, si esa es la única prueba para conocer si dominan la expresión escrita, más que nada a efectos de redacción de informes, como antes se dijo, me parece totalmente inútil. Si se hiciesen pruebas del estilo de rellenar solicitudes de traslado, de redacción de partes de tráfico en los que se expongan determinados casos; en definitiva, de documentos que realmente se pueden encontrar a lo largo de su carrera me parecería correcto; tanto policías como bomberos. Es más, en este caso propondría formación continua y que cada determinado periodo de tiempo, una vez a la semana durante hora y media, tuviesen clases de expresión escrita destinada a trabajar en este tipo de documentos.

Publicado en Lengua, Ortografía: ni contigo ni sin ti | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Lo siguiente.


De un tiempo a esta parte se ha puesto de moda esta expresión precedida de un adjetivo calificativo y el adverbio de negación no para indicar una cualidad en grado superior a la citada.

Vamos a simplificar un poco este rollo inicial: nos referimos a expresiones del tipo “feo no, lo siguiente”.

Con esto lo que se quiere resaltar es la extrema fealdad del sujeto, o del hecho del que se habla, que no existe la palabra exacta para definirlo, con lo que tenemos que imaginar cómo puede ser tal cualidad, ya de por sí subjetiva, que no tiene un término propio. Naturalmente se puede aplicar a cualidades positivas: “guapo”, “bueno” etc.

En realidad esta expresión hace la función de un superlativo absoluto; si alguien es algo más que feo, puede ser “muy feo” “feísimo” “superfeo”, etc. es decir, podemos establecer el mayor grado de fealdad añadiendo adverbios, sufijos o prefijos. Por tanto al decir “lo siguiente” le estamos dando dicho valor, aparte de empobrecer el lenguaje ya que con ello borramos de un plumazo cuatro o cinco posibilidades por adjetivos. Por proponer posibilidades a esta expresión, sugeriría que se utilizase para el grado más absoluto de esa cualidad, cuando ya se hayan empleado unos cuantos superlativos absolutos.

En realidad el problema no estaría en decir “lo siguiente” a continuación de un adjetivo; no pasaría nada si en algún momento se emplea para dar expresividad al discurso y hacer volar la imaginación del oyente para figurarse tal portento. Lo malo está en que cada vez que se quiera resaltar esa inefable cualidad “bueno no, lo siguiente”, “malo no, lo siguiente”, “guapo no, lo siguiente”, “feo no, lo siguiente”, por una parte sí que se empobrece el lenguaje, porque no se buscarán nuevas palabras y por otra se hará, pesado no, lo siguiente.

Es decir, se hará muy pesado, pesadísimo, superpesado, cargante, rallante, fastidioso, molesto…

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Reflexividade. Explicación.


En galego a reflexividade non é tan habitual como en castelán, por iso atopamos as malas traducións das que falamos na entrada anterior.

A acción verbal realizada polo suxeito soe recaer sobre un obxecto ou persoa diferentes (CD), aínda que tamén no suxeito (véxome no espello).

Na primeira e na segunda persoa non son necesarias formas específicas (empréganse, me, te, nos, vos). Na terceira si, porque o, a, os, as implican sempre CD diferente do suxeito. Estas formas específicas son  se, si, consigo, válidas para singular el plural. si e consigo poden ter outras funcións sintácticas (traballa para si / lévao consigo).

As formas reflexivas só poden ser CD e non CI (lávome / *lávome as mans). Tampouco son correctas construcións como *bebinme unha cervexa ou *construinme unha casa.

Hai unha serie de verbos que non admiten a reflexividade: adormecer, morrer, caer, calar, espertar, casar, cansar.

*Pepe casouse o outro día / Pepe casou o outro día.

*Morreuse o can de Xan / Morreu o can de Xan.

Hai moitos verbos que ó engadir o pronome reflexivo cambian o seu significado (afogar: morrer afogado / afogarse: suicidarse) (acordar: espertar / acordarse: lembrar) (ocorrer: suceder / ocorrerse: ter unha idea).

Outros verbos adquiren pequenas matizacións de significado ó empregar a forma reflexiva: perder, perderse (non atopar o camiño).

Elaborado a partir de:

Freixeiro Mato, Xosé Ramón. Gramática da lingua galega II. Morfosintaxe. Vigo. A nosa terra. 2000. Páxs. 153 a 165.

 

Publicado en A gramática, Lingua galega e literatura | 1 Comentario

Entrada de emerxencia para reflexionar. Primeira parte.


Nos últimos tempos atopamos en determinados anuncios usos incorrectos dos pronomes reflexivos en galego:

O primeiro exemplo pertence a unha empresa relacionada coa gastronomía; o anuncio posteriormente foi rectificado:

http://www.margalaica.net/

Consultando o Gran dicionario Xerais da lingua. Vigo. Xerais. 2000. Páx. 501 dísenos o seguinte do verbo comer:

“…É incorrecto o uso pronominal deste verbo: comeu un par de ovos e non comeuse.

Onde estaría o erro?

Se dicimos “cómete o mar”.

Te é un pronome de obxecto directo, “o mar” sería suxeito. Estaríase dicindo “ti es comido polo mar” ou “é o mar quen te come a ti”.

 

Ó dicir “come o mar” é precisamente iso “o mar” é CD e somos nós quen comemos o mar, que é o que se quere.

 

O segundo exemplo pertence ás Eleccións Autonómicas de Galicia en 2015; non vou dicir o nome do partido para non facer propaganda, pero xa o sabe todo o mundo. Este cartel en ningún momento foi rectificado e o autobús luciu así  durante toda a campaña.

Seguindo o mesmo dicionario, na páxina 1280 di que o verbo “merecer” é transitivo (admite CD) e dá a súa significación, pero non se nos fala da súa reflexividade. Na vindeira entrada falaremos con maior detalle dos valores do “se” e determinados usos dos pronomes.

Publicado en A gramática, Lingua galega e literatura | Deja un comentario

¿Por qué sólo recomendar libros en la asignatura de Lengua?


Esa es la pregunta ¿por qué las lecturas han de estar limitadas a la asignatura de Lengua o Inglés, o en el caso de Galicia, además a la asignatura de Lingua? ¿Si queremos fomentar el gusto por la lectura no sería preferible que en todas las materias se recomendasen libros? Porque existen historias apasionantes en las que la Naturaleza, la Física o las Matemáticas tiene su protagonismo y se pueden repasar los contenidos en ellas. Es decir ,limitamos la lectura a unas pocas materias de humanidades, porque en Historia todo se soluciona poniendo una película, cuando hay muy buena literatura, tanto novelas como artículos de revistas especializadas. Vamos a intentar el emplear nuestra grandísima influencia en la comunidad educativa mundial para intentar introducir un nuevo debate. Naturalmente es broma, lo de la grandísima influencia, claro.

Hace unos meses he descubierto un libro que pone la química al alcance de la mano a aquellos que se sienten intimidados por las frías fórmulas de los libros; se llama Todo es cuestión de química y su autora es Deborah García Bello, licenciada en Química, profesora y divulgadora científica, que si una ilustrada del siglo XXI se tratase, siguiendo la estela de Jovellanos o de los primeros enciclopedistas pone a nuestra disposición su amplísimo conocimiento en el campo de la química de una manera muy sencilla y didáctica.

En cuanto a los capítulos, bien pueden corresponderse con los mismos de un libro de texto de bachillerato; desde los átomos hasta las reacciones de oxidación-reducción. Pero la innovación de este libro se encuentra en la manera de afrontar los temas. No se limita a la explicación teórica de los temas, sino que la enriquece con numerosos datos de su vida personal en los que la química estuvo presente, de datos históricos, porque para llegar a esa fórmula hay un recorrido de cientos de años o de aplicaciones actuales, puesto que en lo que comemos hay mucho de química.

Nos enseña a ser críticos con la publicidad cuando se ofrece un producto con o sin determinados elementos, que se venden como algo sanísimo, como los productos sin lactosa, que estando destinados a un determinado público, a los alérgicos a la misma, se comercializa para todo el mundo. Nos conecta con el arte, descubriéndonos la química existente en la obtención de los colores y constantemente nos aporta curiosidades que incluso tienen relación con el mundo de las letras, como las etimologías de los elementos a la vez que demuestra que a través de la química se puede llegar a conocer el mundo.

Publicado en Libros | 4 comentarios

Iniciamos aventura en Instagram


Abrimos una nueva red social en la que se subirán contenidos. Aprovechamos las ventajas que nos ofrece Instagram para crear un perfil en ella. Las imágenes naturalmente irán enfocadas al mundo de las humanidades y su enseñanza: palabras, conceptos, libros, autores, paisajes, frases, poemas relacionados con las mismas; todo ello y lo que vaya surgiendo tendrá cabida en esta red que ya ha comenzado a andar con el inicio de 2017. Al igual que  las demás, servirá de apoyo al blog y viceversa.

¡Estáis invitados a la aventura!

#lasletrasmolan iniciamos #andadura por aquí

A post shared by Lasletrasmolan (@lasletrasmolan) on

Publicado en Uncategorized | Etiquetado | 1 Comentario

El último Catón.


Las cosas más hermosas, las obras de arte, los objetos sagrados, sufren, como nosotros, los efectos imparables del paso del tiempo. Desde el mismo instante en que su autor humano, consciente o no de su armonía con el infinito, les pone punto final y las entrega al mundo, comienza para ellas una vida que, a lo largo de los siglos, las acerca también a la vejez y a la muerte. Sin embargo, ese tiempo que a nosotros nos marchita y nos destruye, a ellas les confiere una nueva forma de belleza que la vejez humana no podría siquiera soñar en alcanzar…

Matilde Asensi. El último Catón.

Publicado en Citas que molan | Etiquetado , | Deja un comentario

“La llegada”. Una película de ciencia ficción en la que las humanidades son protagonistas.


Confieso que me enteré de la existencia de esta película por casualidad al llegarme por las redes sociales un artículo en el que se indicaba que en ella se exponía una teoría lingüística; lo cual me llamó la atención y al día siguiente ya estaba en el cine viéndola.

Estas películas suelen servir excusa para contarnos una historia humana, la lucha ante la adversidad, y naturalmente ésta cinta también nos la cuenta de una manera muy íntima. Igualmente en ellas normalmente predomina el elemento científico. Los alienígenas son portadores de una tecnología superior y la humanidad se ve obligada a contrarrestarla con otros ingenios técnicos o recurriendo a su instinto de supervivencia para idear un plan contra la invasión. Hay otras, como “Señales”, en las que existen numerosos detalles que nos remiten al proceso comunicativo, o como “Encuentros en la tercera fase” en la unas notas musicales son el código utilizado para el intercambio.

Sin embargo, en “La llegada” los estudios filológicos, principalmente los lingüísticos, son los protagonistas. Una profesora de Lingüística es llamada por el Ejército para intentar comunicarse con los extraterrestres que llegaron en doce naves a nuestro planeta, siempre en coordinación con los demás países, que también hacen lo propio.

La crítica oficial dice que la teoría en la que se basa la obra es la hipótesis de Sapir – Whorf, según la cual es el lenguaje el que limita nuestra forma de ver el mundo. Esa idea flota en determinados momentos de la cinta, como cuando los extraterrestres hablan de un arma. Las interpretaciones sobre eso son múltiples, si nos van a disparar con un arma, si nos dan armas para matarnos entre nosotros, si el concepto de “arma” es el mismo que el nuestro o lo entienden como sinónimo de herramienta. La reacción humana es la esperable, concentrar tropas junto a las naves para atacar ante la mínima sospecha de hostilidad. Igualmente esa idea queda reflejada en la evolución de la doctora Banks, que a medida que aprende el idioma de los alienígenas va modificando su percepción del espacio y del tiempo, pues su lenguaje no tiene la linealidad del lenguaje humano, que es una de sus características, lo cual, de existir un sistema de comunicación así, supondría un replanteamiento de la definición de signo lingüístico y de sus características, que llevaría consigo, como se postula en la película, una alteración de la percepción de la realidad.

Pero hay mucho más que eso. Se le da un enfoque científico al estudio de los idiomas, algo poco conocido en nuestro país para el gran público que sin embargo en otros lugares está más trabajado. Se tiende a relegar el estudio de la sintaxis y de la morfología en los planes de estudio escolares y sin embargo son fundamentales para comprender un idioma y no sólo porque la doctora Banks sea capaz de demostrárselo al coronel Weber; la sintaxis empleada por los extraterrestres difiere mucho de la de cualquier lengua humana. También tiene su cabida la semántica, el significado de las palabras, que puede dar lugar a equívoco en la verbalización de los conceptos, en el intercambio de idiomas, en la estructuración de la realidad. Las constantes referencias a la etimología así como el repaso a diferentes etapas de la historia o los juegos de palabras completan las referencias filológicas.

En definitiva La llegada es una película que está a la altura de las grandes obras de ciencia ficción, nos demuestra que no es necesario combatir contra alienígenas para crear tensión ya que bastante tenemos con intentar entendernos entre nosotros, explora las reacciones ante lo desconocido o ante el conocimiento de lo inevitable y dignifica los estudios humanísticos situándolos en el mismo plano que los científicos, algo que no siempre se hace, a pesar de que el conocimiento de los idiomas es clave en nuestro mundo y de que existen rigurosos estudios lingüísticos.

Publicado en Películas | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario