Explicar sintaxis a alumnos con NEE. Un esquema “autofabricado”.


El esquema que voy a presentar a continuación no tiene nada de académico, lo he elaborado a partir de mi experiencia con alumnos con diferentes necesidades. Tal vez a un profesor de lengua le pueda resultar un tanto extraño, pero en ningún momento se ofrecerá ninguna información falsa en lo referente a la sintaxis, y tal vez para un psicopedagogo presentará numerosas lagunas; algo por otra parte lógico, pues yo no poseo ese conocimiento tan amplio en estos campos.

He venido comprobando a lo largo de los años que llevo dando clase, que aquellos alumnos que tienen Déficit de atención o Asperger presentan grandes dificultades a la hora de realizar el análisis sintáctico; los ejercicios se observan muy desordenados y la asignación de las funciones no suele responder a los criterios académicos. En un aula de treinta alumnos es más difícil de controlar, pero individualmente se puede lograr un gran progreso trabajando con constancia, como todo el mundo.

Hay veces que se les hacen adaptaciones en las que se les elimina el análisis sintáctico en la ESO, personalmente lo considero un error; pero después en el Bachillerato no siempre la hay, tienen que analizar sintácticamente, les falta la base de los años anteriores, y con sus necesidades educativas, el resultado suele ser negativo.

En estos casos yo siempre lo que hacía era insistirles en las normas más elementales de la sintaxis y destacárselas: como que el Sujeto no comienza por preposición y que en “A mí me gusta el helado” “A mí” nunca puede ser sujeto o que el CD no está presente en las oraciones copulativas. Eso con la oración simple. Y sin embargo como desde un principio digan que “a mí” es el sujeto, luego es muy complicado que rectifiquen. Pues imaginemos lo que puede pasar cuando hay más de un verbo y subordinadas de por medio.

El esquema creado naturalmente no es definitivo, sería muy pretencioso por mi parte declararlo así; pues todo depende de las dificultades que se vaya encontrando cada alumno. Lo que sí puedo decir es que está basado en los distintos casos que me he ido encontrando todos estos años, y que con ellos funciona bastante bien. Posiblemente vosotros tengáis un sistema similar de trabajo.

Tampoco viene expuesto todo al estilo de los libros, donde en diferentes lecciones se explican los tipos de oración según el modus o el dictum, las funciones sintácticas o las oraciones subordinadas. Aquí se va ofreciendo la información a medida que va surgiendo; pues posiblemente uno de los problemas que presentan estos alumnos es que tienen dificultades en aplicar la teoría estudiada en el libro.

Se establece una pequeña “jerarquía” en la que los diferentes pasos que se dan en el análisis sintáctico. El color rojo para cuando hablamos de verbos en la oración simple. El verde para las diferentes funciones sintácticas de la oración simple. El morado para establecer la clasificación de las oraciones en las que aparece más de un verbo (coordinadas, yuxtapuestas y diferentes subordinadas); el marrón para los “subtipos” que nos encontramos en las anteriormente citadas (como adversativas o subordinadas sustantivas de Sujeto). El azul para todos los ejemplos.

Cuando hablamos del Sujeto aprovechamos para hablar de los tipos de oraciones impersonales con ejemplos muy claros de cada uno de los tipos.

Al hablar del Complemento Directo introducimos el concepto de oración transitiva y establecemos la relación con el Complemento Agente y la pasiva.

En una primera aproximación, hay un par de lagunas; pues me faltaría indicar el sujeto con preposición de “hasta” y “entre” y que el CD de persona puede ser con “le”. Las subordinadas adverbiales están poco desarrolladas, ya que en general los alumnos no presentaban mayores problemas para identificarlas. Cuestan más las sustantivas y las adjetivas.

Por supuesto que no se trata de memorizarlo. Sirve de guía para realizar el análisis de una forma secuenciada, pues en eso consiste el análisis sintáctico con apoyo de diferentes colores y con ejemplos sencillos y muy claros y pienso que les puede ayudar a mejorar la concentración y a trabajar de forma progresiva; creo que de momento sería mucho pedir que se utilizase como terapia, pero ahí lo dejo.

El próximo día podemos intentar con algún ejemplo.

Publicado en Lengua, Sin taxis no hay transporte y sin sintaxis no hay aprobado | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Ablativo.


Sitúa la acción verbal por referencia a coordenadas externas a la misma. El nombre declinado en este caso designa a una cosa o persona por una característica accidental, su situación en la zona del proceso. Esta relación pertenece como función primaria a la categoría léxica del adverbio (lugar, tiempo, modo, causa, etc.). Simplificando: al hablarle del acusativo al alumnado, le decimos que es un circunstancial.

En este caso se fusionan los antiguos ablativo, locativo e instrumental.

Puede expresar contigüidad con nombres geográficos que expresan una situación topográfica:

Roma proficiscitur (sale de Roma).

Ablativo de separación:

Non recedit loco (no se retira del sitio).

Ablativo de origen: con nombres que indican descendencia, nacimiento, filiación (natus, exortus, genitus).

Nobili genere natus (hijo de noble familia).

Ablativo de materia: material del que está hecho un objeto.

Fornices lapide polito (bóveda de piedra pulimentada).

Ablativo comparativo: segundo término de la comparación.

Caius doctior Petro est (Cayo es más sabio que Pedro).

Ablativo absoluto: es una construcción formada por un sustantivo y un participio declinados en ablativo.

Incitato equo se hostibus obtulit.

Su traducción puede ser: espoleado su caballo / tras espolear al caballo, habiendo espoleado / una vez espoleado…) es decir, como una subordinada adverbial de tiempo.

 

https://iessapostol.educarex.es/latin/gramatica/ESQUEMAS/ablativo.htm

Rubio, Lisardo. Introducción a la sintaxis estructural del latín. Ariel. Barcelona. 1989. 3ª Ed. Págs. 158 a 162.

 

Publicado en Para ser un king del latín o un latín lover, Teoría simplificada. | Etiquetado , | Deja un comentario

Verbos con alternancia vocálica en -ir.


Hai verbos da terceira conxugación que cambián unha vogal da raíz no seu paradigma.

  • Verbos con e como vogal final no lexema no infinitivo (advertir, servir) poden presentar esta alternancia. Divídense en dous grupos.
    1. No que trocan o e en i nas formas do presente de indicativo (agás a 4ª e a 5ª persoa), no presente de subxuntivo e na segunda do singular de imperativo:
 
Presente de indicativo Presente de subxuntivo
advirto advirta
advirtes advirtas
advirte advirta
advertimos advirtamos
advertides advirtades
advirten advirtan

 

Imperativo
advirte
advertide

Conxúganse así verbos como: divertir, agredir, preferir, competir, repetir, espir, pedir, medir.

2. Verbos con tripla variación no vocalismo. No presente de indicativo, a 2ª, 3ª e 6ª persoas levan [Ɛ]; o [e] está presente na 4ª e na 5ª e o i na 1ª do indicativo, no presente de subxuntivo e no imperativo.

 

 
Presente de indicativo Presente de subxuntivo
sigo siga
segues [ɛ] sigas
segue [ɛ] siga
seguimos sigamos
seguides sigades
seguen [ɛ] sigan

 

Imperativo
sigue
seguide

 

Teñen o mesmo paradigma os verbos ferir, mentir, servir, seguir e os seus derivados.

Observades algo no anuncio?

Feixó Cid, Xosé. As normas ortográficas e morfolóxicas da lingua galega. Actualización, complementos e desviacións. Vigo. Edicións do Cumio. 4ª Edición. 2004. Páxs. 94 a 96

 

 

 

Publicado en A gramática, Lingua galega e literatura | Etiquetado | Deja un comentario

Lectura de libros en otras asignaturas. Matemáticas.


En otras ocasiones defendí que si se de verdad quiere fomentar la lectura, no conviene fiarlo únicamente a las asignaturas relacionadas con la lengua, que en otras asignaturas también se pueden encontrar libros interesantes que además de tratar la materia de forma amena nos cuentan historias bonitas.
¿Sería posible encontrar una novela relativamente corta, más que nada para que diese tiempo a leerla, en el que las matemáticas fuesen las protagonistas y fuese entretenida?
Pues sí, es posible. Esa novela es La fórmula preferida del profesor, de Yoko Ogawa.

Una joven madre soltera comienza a trabajar como asistenta en casa de un viejo profesor de matemáticas, cuya memoria dura ochenta minutos a causa de un accidente sufrido varios años antes. Bajo su apariencia seria y a pesar de la limitación de su cerebro, nos encontramos a una persona que su pasión por esta disciplina le ayuda a seguir adelante y le hace sacar lo mejor de sí mismo.
Poco a poco, gracias a las matemáticas y a pesar de la limitación de la memoria, la relación se va haciendo más personal, a pesar de que cada día sea una primera vez para él; conoce al hijo de su empleada y al igual que a ella, lo introduce en la magia de los números.
“Me preguntaba yo gracias a qué truco de magia algunas palabras ordinarias adquieren una resonancia romántica en cuanto son utilizadas en matemáticas. En el número amigo, y también en el número primo gemelo, se percibe con precisión… como si se hubieran escapado de un poema…”
Cada día en esa casa es una lección de vida a través de las matemáticas, que irán transformando a la asistenta, que desde entonces cada vez que tenga número delante; bien en etiquetas de supermercados, números de autobuses
“Cada vez que veía números primos me acordaba del profesor. Aparecían con disimulo en cualquier lugar del paisaje cotidiano… Aunque todos ellos cumplieran fielmente su misión oficial, a la vez amparaban con firmeza su recóndito significado originario”.
Aquí las matemáticas son el vehículo que nos cuenta una historia de entrega, de descubrimiento del mundo, de una vocación, de cómo personas que no tienen ninguna relación pueden forjar un vínculo eterno. Un libro muy recomendable que pienso que sería muy bonito que fuese lectura obligatoria en los centros educativos para la asignatura de Matemáticas.

Publicado en Libros | Etiquetado , | 2 comentarios

Valores del “que”.


Es una pregunta recurrente en las pruebas de acceso a la universidad “indica el valor de los que que aparecen subrayados. Lo fácil es encuadrarlo en las categorías de conjunción y pronombre y nos quedamos tranquilos. Pero podemos profundizar un poco más.

Efectivamente; puede tratarse de un pronombre pero ¿lo dejamos ahí o se puede llegar un poco más al fondo de la cuestión? Aquí no nos conformaremos con lo primero, así que como decían los ultraístas, vamos más allá.

No nos planteemos primero si puede ser un pronombre o una conjunción, primero miremos que lleve tilde o que no la lleve:

Con tilde:

Pronombre interrogativo o exclamativo: sustituye a un sustantivo, puede realizar función sintáctica de sujeto, CD y atributo. En el caso de las interrogativas puede aparecer tanto en las directas como las indirectas.

¿Qué cuentas? Interrogativa directa. Función de CD

Me gustaría saber qué cuentas. Interrogativa indirecta. Función de CD.

Determinante interrogativo o exclamativo: acompaña a un sustantivo y funciona como un determinante.

¿Qué flor te gusta más?

¡Qué suerte tienes!

Adverbio exclamativo: antepuesto a un adjetivo u otro adverbio.

¡Qué bien juega!

Siendo pronombre, puede formar parte de frases hechas y locuciones.

Sin tilde:

Pronombre relativo:

  • Con antecedente: une la oración principal con una subordinada adjetiva, cuya función es de complemento del nombre o del pronombre al que antecede. El que es un nexo y a la vez hace una función sintáctica dentro de la subordinada.

El perro que tiene mi primo es un pastor alemán. (que, en la subordinada adjetiva es un CD).

  • Sin antecedente: está sustantivado y acompañado de un artículo. Propio de las adjetivas sustantivadas.

El que llegue el primero gana.

Conjunción: funciona como nexo que suele introducir diferentes tipos de oraciones.

  • Subordinada sustantiva: dicha oración puede sustituirse por un pronombre neutro.

Me encanta que los planes salgan bien (me encanta eso).

  • Subordinada adverbial final: sustituible por “para que”. 

Acércate, que te vea bien.

  • Subordinada adverbial causal: sustituible por “porque”.

No me pises que llevo chanclas.

  • Subordinada adverbial comparativa: tanto de igualdad, como de superioridad o inferioridad.

Es más alto que.

  • Formador de locuciones: con tal de que, antes de que…
  • Nexo dentro de una perífrasis: tener que + infinitivo, haber que + infinitivo.

 

  • Coordinante: en oraciones coordinadas copulativas (poco habitual).

Dale que dale.

 

 

Publicado en Lengua | Etiquetado , , | Deja un comentario

“¡Ahora caigo!” y la clasificación semántica de los sustantivos.


El martes trece no necesariamente tiene que ser un día de mala suerte. Aunque suceda algo malo siempre podemos encontrar alguna noticia positiva. En “¡Ahora caigo!” una de las preguntas que el concursante tenía que responder era de la asignatura de Lengua castellana, concretamente cómo se llamaban los nombres que designaban ideas y sentimientos; como quienes seguís el blog sois gente aplicada, sabéis de sobra que son los nombres abstractos. No obstante repasamos un poco.

Por su significado, los nombres se clasifican de la siguiente manera:

Propios: distinguen a un ser de los demás de su especie, sin hacer referencia a sus cualidades.

  • Antropónimos: nombres de persona (Juan, Andrea).
  • Patronímicos: apellidos (Fernández).
  • Topónimos: nombres de lugares (Lugo).

Simpsons. Un patronímico muy popular.

Comunes: nombran a todos los series de la misma especie. Ejemplo: pera.

 

Concretos: seres u objetos que existen en la realidad (silla, ordenador). También nos vale el anterior.

Abstractos: designan realidades que sólo existen mentalmente (paciencia, odio).

  • De cualidad: proceden de adjetivos. Ejemplo: bello → belleza.
  • De fenómenos: proceden de verbos. Ejemplo: amar → amor.
  • De cantidad: relacionados con los indefinidos. Ejemplos: par, docena, puñado.

 

 

Contables: nombran seres u objetos que pueden contarse (perro, puerta).

Incontables: se refieren a realidades que no se pueden contar pero sí medir (en litros, kilos etc.). Ejemplos: agua, leche.

 

Individuales: en singular designan un solo ser o un objeto (oveja).

View this post on Instagram

#vocabulario #español #naturaleza #animales #oveja.

A post shared by Lasletrasmolan (@lasletrasmolan) on

Colectivos: en singular nombran a un conjunto de seres u objetos (rebaño).

Publicado en Semántica; el alma de las palabras | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Usos especiais dos posesivos.


Son deícticos persoais que indican con que persoa gramatical está en relación o substantivo que acompañan. Sitúan ese substantivo en relación co emisor (posesivos de primeira persoa), co receptor (de segunda persoa) ou cunha terceira persoa.

un posuídor varios posuídores
masculino feminino masculino feminino
singular plural singular plural singular plural singular plural
1ra persoa meu meus miña miñas noso nosos nosa nosas
2da persoa teu teus túa túas voso vosos vosa vosas
3ra persoa seu seus súa súas seu seus súa súas

Non sempre indican pertenza. Poden ter usos especiais:

En xeral, vai acompañado do artigo determinado (a miña casa), aínda que no caso dos nomes de parentesco (meu pai, o meu pai), ou nos vocativos (meu Deus!), pode excluírse.

O posesivo de terceira persoa contrae co distributivo cada (cadanseu, cadansúa, cadanseus, cadansúas)

Posesivo feminino + adverbio de lugar = locución adverbial + pronome persoal (preto de nós = preto nosa)

Formas de meu, de teu, de seu, de noso, de voso, de seu. Poden indicar pertenza exclusiva ou cualidade propia (teño cartos de meu; é teimudo de seu).

Posesivo masculino plural: pode ter significado de familia (hoxe volvo ver os meus).

O meu, o teu… o que é propio ou o que fai alguén (o meu é a electrónica).

Proceso ou feito habitual (xa está a facer das súas).

Formas arcaicas “mi, tu, su” acompañadas por “padre, madre, señor, amo” teñen valor de respecto.

Valor aproximativo: acompañados dun numeral (terá os seus sesenta anos).

Preposición a + masculino singular = o que é natural (arranxamos o coche para que volvese ó seu).

Colemenero Cal, Antonio. Novas prácticas de lingua. Pontevedra. Edicións do Cumio. 2009 (5ª edición). Páxs. 89 e 90.

Expresións fosilizadas na lingua: meu dito, meu feito / na + posesivo + vida (nunca).

 

Freixeiro MAto, Xosé Ramón. Gramática da lingua galega II. Vigo. A nosa terra. 2000 Páxs. 210 a 234.

 

 

Publicado en A gramática, Lingua galega e literatura | Deja un comentario

Ahora también estamos en TikTok.


Anunciamos oficialmente que ahora el blog cuenta presencia en una nueva plataforma, TikTok, la que los famosos están poniendo de moda con sus bailes. No tengo pensado en un principio realizar ninguna coreografía, aunque quién sabe por dónde nos lleva la vida y si en el futuro expreso a través de una danza la concordancia entre el sujeto y el predicado.

En este soporte la duración de los vídeos es muy breve, que si son buenos, serán dos veces buenos. En 15, 30 o 60 segundos hay que enviar el mensaje, con lo cual se impone la concisión. Es vidente que si se quiere elaborar una tesis no es la plataforma más adecuada, pero si queremos dar breves explicaciones con ejemplos muy claros, estamos ante el formato perfecto, de hecho ya empieza a haber educadores que emplean TikTok con tales fines, si bien lo que más llama la atención en esta red son los bailes.

Por mi parte he decidido subirme al carro de la tecnología y comenzar a subir pequeñas explicaciones de lengua española, que espero que resulten útiles tanto para los estudiantes en edad escolar como para aquellas personas adultas que estén aprendiendo el idioma, y por qué no, para quien quiera recordar algún aspecto gramatical.

Aquí os dejo el enlace:

https://www.tiktok.com/@lasletrasmolan

 

Publicado en Uncategorized | Etiquetado | Deja un comentario

Canciones impersonales.


Tal vez mejor decir oraciones impersonales.

PREGUNTA: ¿Qué es una oración impersonal?

RESPUESTA: Decimos que es aquella oración en la que no hay sujeto porque no se conoce al agente, no se considera necesario mencionarlo o simplemente se desea ocultarlo. Tal vez sea más preciso hablar de indeterminación del agente. El sujeto gramatical existir, existe, de hecho hay una concordancia en número y persona, es inevitable, pero no se precisa quién es.

Hay cuatro tipos de oración impersonal.

Impersonales de fenómenos naturales:  construidas con verbos que designan fenómenos de la naturaleza relacionados con la meteorología (llover, nevar, atardecer). Se usan en tercera persona del singular.

Hay una canción de Siniestro Total en la que se hace mención a estas oraciones.

OJO: en sentido figurado pueden aparecer en otras personas gramaticales y admitir sujeto: Llueven críticas.

Impersonales existenciales: verbos haber, hacer, ser… en tercera persona del singular.

 

Impersonales reflejas: pueden construirse con cualquier verbo, que está en tercera persona del singular y acompañado por un se, que forma parte del núcleo del predicado.

Impersonales eventuales: el verbo está en tercera persona del plural y no lleva un sujeto expreso. Esta canción de Víctor Manuel está llena de ellas.

Dicenlo vieron… efectivamente, fueron ellos pero ¿Quiénes son ellos?

Publicado en Lengua, Sin taxis no hay transporte y sin sintaxis no hay aprobado | Etiquetado , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Casablanca. Encapsúlame, Sam.


Tal vez lo más adecuado sería decir: encapsúlame, Bárbara.

Jugamos con el título de la famosa película y con una de sus frases más representativas para hablar de una iniciativa del Instituto Cervantes de Casablanca, en concreto de la profesora Bárbara Moreno. Se trata de vídeos muy cortos, de apenas dos minutos de duración, en los que se explican de forma muy divertida diferentes expresiones coloquiales del español.

Cada vídeo está destinado a una expresión coloquial. En él la profesora interactúa con los otros personajes, Luna y Estrello, y desarrolla un pequeño diálogo en el que aparece la expresión que se quiere enseñar, a la vez que explica su significado. Las palabras que forman parte de dicha expresión tienen un significado diferente a la misma; lo cual implica cierta dificultad para un estudiante de español. Pongamos un pequeño ejemplo.

En el primer capítulo utilizan la expresión “qué va”; el verbo ir implica movimiento, sin embargo aquí equivale a “no”.

En el último vídeo de la primera temporada, de mayor duración, se repasa todo estudiado hasta ese momento.

Es una serie de vídeos muy interesantes con los que cualquier persona que estudie español puede aprender expresiones coloquiales de forma rápida y divertida.

 

Publicado en Español para extranjeros. The relaxing conversaciones. | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Del Renacimiento al “Despacito” o la degeneración de la metáfora y la poesía. 2ª parte.


Esta segunda parte va a ser una conclusión sobre el tema tratado en la anterior ocasión. Nuevamente incluimos la letra por imperativo legal.

https://www.letras.mus.br/luis-fonsi/despacito/

A todas luces una letra contradictoria; supuestamente la amada es quien indica si el amante puede acercarse a ella; aquí aparentemente se cumple esa premisa, pero ese “tengo” rompe esa intención que aparece en los primeros versos (ella guía con la mirada y ejerce una atracción irresistible) ya que implica que se hace o por obligación o por compromiso.

Si de verdad fuese una atracción irresistible, él no tendría ninguna capacidad para “armar el plan”, porque no existiría, sólo se dejaría llevar por lo que ella quisiese, y mucho menos le exigiría besos, desear que se ponga a pegar gritos y hacerle olvidar los apellidos. Eso suena a tortura.

Presuntamente, sólo quiere bailar con ella un tanto arrimado, y si cae algún que otro beso, pues mejor. Vale puede ser comprensible. Lo que ya resulta chirriante es lo de desnudarla, firmarle las paredes de su laberinto (lo primero que se me ocurre es una metáfora del intestino delgado, por aquello de que mide unos siete metros, o del aparato digestivo en general) ¿Eso dónde va a ser? ¿Allí en la propia discoteca? ¿La va a diseccionar?

Esa intención de baile igualmente cae por su propio peso cuando dice lo de “hacerlo en una playa de Puerto Rico” ¿El qué? ¿Ese baile trasladarlo al aire libre? ¿Puede referirse a otras cosas? Recordemos que quería firmar su cuerpo, meterle no sé qué cosa en la boca (habla de amor, pero no sé cómo se hace eso, perdón por mi ingenuidad) decir cosas al oido, respirar su cuello…

El supuesto poder de atracción igualmente desaparece cuando él le va con exigencias de besos, y la considera incompleta (es él quién tiene la pieza para completarla). Y encima tiene la desfachatez de decirle que la que tiene malicia es ella, después de revelar todas sus perversas intenciones.

No me queda más que añadir, creo que ha quedado bastante claro que esta canción si nos paramos a analizar su contenido, pierde mucho, pero eso no quita que la gente pueda disfrutarla en las pistas de baile. Ahora no tanto porque hay que respetar la distancia de seguridad y llevar mascarilla.

 

Publicado en Comentar un texto literario con lo poco que sabemos (alumnos y profesores), Las conexiones ocultas, Literatura | Etiquetado | Deja un comentario