Explicar sintaxis a alumnos con NEE. Un esquema “autofabricado”.


El esquema que voy a presentar a continuación no tiene nada de académico, lo he elaborado a partir de mi experiencia con alumnos con diferentes necesidades. Tal vez a un profesor de lengua le pueda resultar un tanto extraño, pero en ningún momento se ofrecerá ninguna información falsa en lo referente a la sintaxis, y tal vez para un psicopedagogo presentará numerosas lagunas; algo por otra parte lógico, pues yo no poseo ese conocimiento tan amplio en estos campos.

He venido observando a lo largo de los años que llevo dando clase, que aquellos alumnos que tienen Déficit de atención o Asperger, presentan grandes dificultades a la hora de realizar el análisis sintáctico; los ejercicios se observan muy desordenados y la asignación de las funciones no suele responder a los criterios académicos. En un aula de treinta alumnos es más difícil de controlar, pero individualmente se puede lograr un gran progreso trabajando con constancia, como todo el mundo.

Hay veces que se les hacen adaptaciones en las que se les elimina el análisis sintáctico en la ESO, personalmente lo considero un error; pero después en el Bachillerato no la hay, tiene que analizar sintácticamente, les falta la base de los años anteriores, y con las necesidades educativas que tienen, el resultado suele ser negativo.

En estos casos yo siempre lo que hacía era insistirles en las normas más elementales de la sintaxis y destacárselas: como que el Sujeto no comienza por preposición y que en “A mí me gusta el helado” “A mí” nunca puede ser sujeto o que el CD no está presente en las oraciones copulativas. Eso con la oración simple. Y sin embargo como desde un principio digan que “a mí” es el sujeto, luego es muy complicado que rectifiquen. Pues imaginemos lo que puede pasar cuando hay más de un verbo y subordinadas de por medio.

El esquema creado naturalmente no es definitivo, sería muy pretencioso por mi parte declararlo así; pues todo depende de las dificultades que se vaya encontrando cada alumno. Lo que sí puedo decir es que está basado en los distintos casos que me he ido encontrando todos estos años, y que con ellos funciona bastante bien. Posiblemente vosotros tengáis un sistema similar de trabajo.

Tampoco es viene explicado todo al estilo de los libros, donde en diferentes lecciones se explican los tipos de oración según el modus o el dictum, las funciones sintácticas o las oraciones subordinadas. Aquí se va ofreciendo la información a medida que va surgiendo; pues posiblemente uno de los problemas que presentan estos alumnos es que tienen dificultades en aplicar la teoría estudiada en el libro.

Se establece una pequeña “jerarquía” en la que los diferentes pasos que se dan en el análisis sintáctico. El color rojo para cuando hablamos de verbos en la oración simple. El verde para las diferentes funciones sintácticas de la oración simple. El morado para establecer la clasificación de las oraciones en las que aparece más de un verbo (coordinadas, yuxtapuestas y diferentes subordinadas); el marrón para los “subtipos” que nos encontramos en las anteriormente citadas (como adversativas o subordinadas sustantivas de Sujeto). El azul para todos los ejemplos.

Cuando hablamos del Sujeto aprovechamos para hablar de los tipos de oraciones impersonales con ejemplos muy claros de cada uno de los tipos.

Al hablar del Complemento Directo introducimos el concepto de oración transitiva y establecemos la relación con el Complemento Agente y la pasiva.

En una primera aproximación, hay un par de lagunas; pues me faltaría indicar el sujeto con preposición de “hasta” y “entre” y que el CD de persona puede ser con “le”. Las subordinadas adverbiales están poco desarrolladas, ya que en general los alumnos no presentaban mayores problemas para identificarlas. Cuestan más las sustantivas y las adjetivas.

Por supuesto que no se trata de memorizarlo. Sirve de guía para realizar el análisis de una forma secuenciada, pues en eso consiste el análisis sintáctico con apoyo de diferentes colores y con ejemplos sencillos y muy claros y pienso que les puede ayudar a mejorar la concentración y a trabajar de forma progresiva; creo que de momento sería mucho pedir que se utilizase como terapia, pero ahí lo dejo.

El próximo día podemos intentar con algún ejemplo.

Publicado en Lengua, Sin taxis no hay transporte y sin sintaxis no hay aprobado | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Homenaje sintáctico a los lectores del blog. Tercera parte.


Comenzamos el año tal y como lo terminamos; publicando alguna de las preguntas planteadas por los lectores a lo largo de estos años y respondiéndolas lo mejor que se pueda.

 

Me gusta jugar al fútbol los domingos

En esta ocasión nos encontramos dos verbos, uno en forma personal y otro en infinitivo, por tanto el primero es el verbo principal y el otro forma parte de una subordinada sustantiva.

¿Por qué “jugar al fútbol los domingos” es subordinada sustantiva? – Porque realiza una función sintáctica de un sustantivo y se puede sustituir por el pronombre demostrativo “eso” (me gusta eso).

Por tanto, busquemos el sujeto al verbo principal (gusta), que concuerde en número y persona con el mismo.

  • El sujeto de la principal es “jugar al fútbol los domingos” (me gusta eso, me gustan esas cosas). Que es una subordinada sustantiva, como antes dijimos, por tanto pasamos a analizarla como una oración simple. Buscamos su verbo (jugar) no tendría sujeto así que lo demás es predicado.
  • Dentro de este predicado está “al fútbol” que es suplemento y “los domingos” que es circunstancial de tiempo.

Volvemos al verbo principal y analizamos su predicado:

  • Sólo tenemos el “me”, que es complemento indirecto.

 

Análisis de la oración:

Me gusta jugar al fútbol los domingos.

Sujeto (O sub. sust.): jugar al fútbol los domingos.

  • PV (jugar al fútbol los domingos)
    • NP (Vbo): jugar.
    • Supl (SP): al fútbol
    • CCT (SN): los domingos.

PV: me gusta.

  • NP (Vbo): gusta.
  • CI (pron): me
Publicado en Lengua, Sin taxis no hay transporte y sin sintaxis no hay aprobado | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Homenaje sintáctico a los lectores del blog. Segunda parte.


Las oraciones que vienen a continuación se ajustan al análisis siguiente: CI (SP) + CI (Pron) + NP + Suj (O sea “a mí me gusta el helado”)

A mí me gusta mucho la sintaxis.

El análisis ya se puede ver en el enlace de Slideshare. Os lo resumo A mí (CI) me (CI) gusta (NP) el helado (sujeto). La única novedad introducida es mucho que estaría dentro del predicado y se trataría de un CCCantidad.

La oración es predicativa, activa, intransitiva (no lleva CD).

La siguiente oración:

A Juan le gustan los helados.

Exactamente el mismo análisis. Insistimos en la concordancia entre el sujeto y el núcleo del predicado. Aquí ambos están en plural.

La oración es predicativa, activa, intransitiva.

Publicado en Sin taxis no hay transporte y sin sintaxis no hay aprobado | Deja un comentario

Homenaje sintáctico a los lectores del blog. Primera parte.


A lo largo de estos años, algunos lectores han dejado comentarios en el blog, algunos de ellos preguntando dudas en el apartado de sintaxis. En su momento respondí a las preguntas; no obstante y en agradecimiento por la interacción con la página a lo largo de estos años, voy a analizar con mayor detalle estas oraciones y a aplicar la clasificación que se publicó la semana pasada.

Unos ladrones me asaltaron en la carretera.

1º Buscamos el verbo (asaltaron). Está en tercera persona del plural, por tanto el sujeto tiene que concordar en número y persona con él.

El sujeto (unos ladrones). Como dijimos antes, concuerda en número y persona con el  verbo; si éste se encontrase en singular (asaltó), el sujeto también (un ladrón).

El resto es el predicado, cuyo núcleo ya se nombró anteriormente.

4º El verbo es predicativo (ni ser, ni estar ni parecer + atributo)

5º El me es CD (si la oración se transforma en pasiva, pasa a sujeto “yo fui asaltado…).

6º “en la carretera” Complemento Circunstancial de Lugar.

La oración es predicativa, activa y transitiva (lleva CD).

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Clasificación de la oración por la naturaleza del predicado.


Hay numerosas clasificaciones, pero nos quedamos con ésta.

  1. Copulativas: Juan es /parece simpático. La comida está fría.
  2. Predicativas
    • Activas
      • Transitivas: mi primo compra un regalo.
      • Intransitivas: paseo por el campo.
      • Reflexivas
        • Se en función de CD: Pedro se lava.
        • Se en función de CI: Pedro se lava la cara.
      • Recíprocas
        • Se en función de CD: María y Ana se escriben cartas.
        • Se en función de CI: María y Ana se abrazan.
      • Impersonales
        • Meteorológicas: llueve mucho.
        • Gramaticales: hace tiempo de aquello.
        • Con se: se vive bien aquí.
        • Eventuales: llaman a la puerta.
      • Pasiva
        • Perifrástica: la pared fue pintada por el artista.
        • Refleja: se venden pisos.

EXPLICACIÓN DE CADA TIPO.

Oraciones copulativas: Se caracterizan porque su núcleo es un verbo copulativo (ser, estar, parecer) y por la presencia obligatoria de un atributo; o sea, un elemento referido al sujeto que concuerda con él.

ATENCIÓN: En caso de que estos verbos no estén acompañados de atributo y sí de otros complementos (El libro está en la estantería / La fiesta es a las tres), la oración no es copulativa, sino predicativa.

Oraciones predicativas: el núcleo verbal es un verbo predicativo, es decir, con significado pleno.

TRUCO: Si no hay mucha práctica en la clasificación de oraciones y no queda muy claro si una de ellas es copulativa o predicativa, miremos el verbo. Si no es ni ser ni estar ni parecer es predicativa. Cuando aparezca uno de estos tres verbos tiene muchas posibilidades de tratarse de un copulativa, hay que asegurarse que lleve atributo.

Predicativa activa: el sujeto designa al agente de la acción verbal.

  • Transitiva: el verbo exige la presencia de un complemento directo.
  • Intransitiva: no hay complemento directo.
  • Reflexiva: el sujeto realiza una acción que recae sobre la misma persona o cosa que se designa (Juan se lava: el propio Juan es al mismo tiempo es el agente y el objeto de lavado). El pronombre reflexivo puede realizar la función CD y de CI.
  • Recíprocas: el sujeto es plural o múltiple y la acción realizada  por cada uno de ellos recae sobre el otro. Igualmente el pronombre puede realizar las funciones de CD y CI.

Para repasar el “se” reflexivo y recíproco con más detalle os remito a esta entrada del blog: https://molanlasletras.wordpress.com/2018/01/24/valores-del-pronombre-se-pequenos-trucos-para-diferenciarlos/

  • Impersonales: también llamadas unimembres. No llevan sujeto. Explicamos los cuatro tipos que citamos antes con ejemplos.
    • Fenómeno meteorológico: el verbo, en tercera persona del singular, está relacionado con la climatología (llover, nevar…).
    • Gramaticales: verbos como haber, ser o hacer en tercera persona del singular.
    • Con “se”: dicho pronombre no realiza ninguna función sintáctica, el verbo está en tercera persona del singular y no hay sujeto.
    • Eventuales: el verbo está en tercera persona del plural. Podemos suponer un sujeto elíptico (Llaman a la puerta / efectivamente podemos pensar en “ellos”, pero a lo mejor se trata de una persona, eso no lo sabemos).
  • Pasiva perifrástica.
  • Pasiva refleja: se + verbo en tercera persona del singular o plural + sujeto.
Publicado en Sin taxis no hay transporte y sin sintaxis no hay aprobado | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Que vén Kokolka! A visión de Javier Naveira.


Recuperamos un comentario do gran crítico literario Javier Naveira Pandelo no que nos da a súa visión da novela de Rubén Anido.

Se no ano dous mil dous saudabamos con grande ledicia a publicación de “O retorno de Alcarabán”, unha epístola amataria galardoada daquela no certame literario que a facultade de Filoloxía da universidade da Coruña (na cal, por certo, cursou estudos de lingua e literatura galegas o noso autor) celebraba todos os anos, e no dous mil trece a de “O cabaleiro, a dama e o dragón”, un relato curto agasallado entón no Premio de narracións breves Modesto Rodríguez Figueirido, hoxe facemos o propio con “Que vén Kokolka!”, longo conto (e talvez nas etiquetas xenéricas ata aquí empregadas non todos esteamos concordes -por máis que a secuencia lóxica tenda agora cara á novela río-) dado ao prelo hogano verbo do cal estimamos que non fai falla posuír don de profecía algún para prever que os galardóns literarios tampouco se lle han facer agardar, pois a presente obra mantén moitas das constantes da literatura do noso autor, unha prosa poética, vizosa e harmoniosa, unha grande capacidade fabuladora, un amplo coñecemento dos recursos narrativos, etc., así en “Que vén Kokolka!” (título, por certo, que sempre me fai lembrar o célebre berro daquel oráculo do -teatro- pánico con sede de champaña americano: “¡El minelarrismo va a llegarrr!”) atopámonos perante un territorio literario, Vilanova de Amarante, en inminente perigo apolíptico cuxos certos sinais tan só é quen de percibilos un vate do país, don Leandro de Regueiro, porque, neste caso, os acontecementos que anuncian a chegada da hora da súa fin non son os clásicos tirados do libro atribuído a San Xoán Evanxelista de obras análogas -cataclismos, Bestas, Armaxedóns…-, senón outros moito menos evidentes (a repentina interrupción da corrente do río -un prodixio este, por certo, de fonda raizame hispana recollido, verbi gratia, naquela fermosísima xota que serviu de nana a tantas xeracións de españoliños -“El Ebro guarda silencio / al pasar por el Pilar / la Virgen está dormida / no la quiere despertar”, as mensaxes escritas en alfabeto astral -fenómenos, tamén, de longa prosapia na nosa terra, como por exemplo o trazado da sinalización viaria cara ao sepulcro do apóstolo Santiago por medio das estrelas-, os signos dos tempos debuxados nas nubes -como a que, para manifestar a presenza de Deus nela (“O Señor está contigo”), nimba sempre á Chea de Graza, á nosa copatrona a Inmaculada Concepción-, etc.) para cuxa toma en consideración unicamente pode estar capacitado alguén que, como don Leandro, tivese nacido nunha determinada conxunción de circunstancias: unha noite de tronada, dunha nai que morre no parto, cunha concreta marca na pel, etc., e é que, conforme todos sabemos, os profetas adoitan vir ao mundo envoltos nunha serie de acontecementos extraordinarios, non hai máis que lembrar, por exemplo, os prodixios que rodearon o nacemento do derradeiro dos veterotestamentarios, San Xoán Bautista, cuxo natalicio veu precedido do milagre de Santa Isabel telo concibido aínda sendo estéril e xa na ancianidade, do enmudecemento de San Zacarías por non dar creto, do seu brinco de ledicia cando a Santísima Virxe foi visitar á súa curmá xa co Noso Señor no seo dela, etc. (daí, pois, que sexa o único santo ao que lle celebramos a onomástica na data do nacemento e non, como adoitamos, na do pasamento á vida benaventurada), pero se San Xoán Bautista foi o profeta que nos anunciou a inminente vinda do Mesías que nos trouxo a salvación, don Leandro, pola súa banda, é o vate que alerta a Vilanova de Amarante verbo da súa perdición aínda máis próxima, a cal, conforme deduce da interpretación dos fenómenos atmosféricos, da lectura do firmamento, da escoita das verbas pronunciadas por un forasteiro, etc., axiña haberá ter lugar, cando chegue á devandita cidade un xinete apocalíptico que, en vez de abocala á guerra, a fame, a peste e a morte, a ha de levar a inaugurar a lista de prazas tomadas da colección particular que está a piques comezar, vén sendo pois este Kokolka un Abadón exterminador un tanto peculiar porque, ademais de ser un príncipe das tebras (por aquilo dos seus hábitos crepusculares?) danés, cabaleiro e bo mozo, é quen de reducir a toda unha cidade sen derramamento de sangue, asedio ou lume ningún, tan só indo aló, cativándoa e… gardándoa na súa faldriqueira, o malo é que o demo apolíptico do Kokolka non conta coa astucia (imaxinación, fantasía, ensoñación, etc.) de don Leandro para evitar que a súa Vilanova de Amarante sucumba dun xeito tan prosaico, daí que cando xa case a teña ao alcance da man e estea a piques de arramplar con ela aquel, porén, se vexa obrigado a deixala na listaxe de agarda perante o prodixio obrado polo vate, quen xinete de a cabalo dun auténtico unicornio do país (habelos hainos) e na compaña da súa namorada Caterina o escorrenta ao voo, é esta pois, conforme acabamos de ver, unha obra que vén corroborar todo aquilo que, aínda sen posuírmos don de profecía algún, xa auguramos aló polo comezo do presente século, que nos atopamos perante un autor que, sen ningún xénero de dúbidas, ha de copar os meirandes premios das nosas letras.

(Javier Naveira Pandelo)

Publicado en Libros, Universo Filología | Etiquetado , , | Deja un comentario

Balompié. Una palabra para repasar las tildes y las letras.


La clave la encontramos en esta imagen de Instagram.

La palabra en cuestión es *balonpié. Dado que este blog es seguido por numerosas personas que estudian español, diré se escribe “balompié” y que es un calco semántico del inglés football (foot = pie / ball = balón), que en español adaptamos como fútbol.

Es una palabra compuesta por balón + pie.

¿Qué ha pasado para que, por arte de magia, tenga que aparecer una /m/ en lugar de la /n/ y que una palabra que no llevaba tilde, la tenga?

Pasamos a explicarlo:

Pues que antes de /p/ y /b/ se escribe /m/. Ejemplos: cumplir, empezar, lámpara, cambio, enjambre, tromba.

  • Para palabras compuestas o prefijadas se aplica la misma norma. Es decir si una palabra o un prefijo termina en -n y la siguiente empieza por b-, sustituimos la /n/ por la /m/ (cien + pies = ciempiés) (tan + bien = también). Esto es lo que pasa en nuestro ejemplo y que no refleja el rótulo (balón + pie = balompié).
  • Esta norma también se aplica para extranjerismos, incluidos topónimos y gentilicios siempre que estén adaptados al español (Brandemburgo. Al. Brandenburg). La excepción la constituyen los apellidos, que mantienen su grafía (Steinbeck, Gutenberg).

Ahora toca la tilde, de hecho en algunas palabras anteriores se vio que se añadía alguna.

Balón: lleva tilde por ser aguda terminada en -n.

Pie: no lleva tilde por ser monosílaba.

¿Qué pasa con balompié en cuanto a su acentuación?

Pues que en una palabra compuesta, a excepción del último término, los demás pierden el acento. Es precisamente ese último acento el que hay que tener en cuenta a la hora de acentuar la palabra gráficamente, independientemente de lo que ocurra cuando vayan por separado. Los compuestos escritos en una sola palabra se someten a las reglas de acentuación como si fuesen simples.

Y estos son los procesos que ocurren en esta palabra. La /m/ antes de la /p/ y la acentuación de la última parte.

Elaborado a partir de:

R.A.E. Ortografía de la lengua española. Madrid. Espasa. 2010. Págs 89-90, 231, 273.

 

 

Publicado en Lengua, Ortografía: ni contigo ni sin ti | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

La batalla lingüística de Invernalia y sus inquietantes conclusiones. 2ª parte.


Aviso de spoilers.

En la anterior entrada habíamos presentado los diferentes grupos lingüísticos existentes en dicha contienda, ahora explicaremos lo que pasa en función de cada uno y mostraremos las terribles conclusiones que sacamos. Eso sí, sin perder el humor.

Antes refrescamos conceptos teniendo en cuenta que se pueden solapar.

Bilingüismo: uso de dos lenguas en una región por parte de un individuo o la sociedad. La elección de cada lengua es libre y no está condicionada por el mayor o menor prestigio de una de ellas ni por la necesidad comunicativa en cada momento. El bilingüismo en estado puro es muy difícil de conseguir, pues suele haber algún condicionante.

Diglosia: situación en la que dos lenguas dentro de un mismo territorio se utilizan en contextos diferentes, dependiendo factores como el prestigio social, situaciones comunicativas, etc.

Si lo llevamos a un caso extremo, diríamos que ni Jorah Mormont ni Gusano Gris serían bilingües, pues la competencia en las segundas lenguas, como comentamos en la anterior entrada, no sería completa. Pero para el caso los consideramos bilingües.

Vamos al grano. Desarrollo lingüístico de algunos acontecimientos recordando el papel que se le daba a cada persona antes nombrada.

En los momentos previos llega Melisandre (diglósica en lengua común y valyrio), que se dirige a Jorah Mormont (bilingüe en lengua común y dothraki) para pedirle que les comunique algo a sus soldados (monolingües en dothraki). Toma la espada de uno de ellos y formula una oración en valyrio (lengua empleada para un uso ceremonial, aquí no le valdría la lengua común, de ahí la diglosia). El resultado es espectacular. Un poco más tarde la propia Melisandre anuncia a ser Davos su muerte al amanecer.

Repasemos ahora los enfrentamientos.

Caminantes blancos (sin idioma) contra dothrakis (monolingües liderados por un bilingüe): arrasan los primeros.

Caminantes blancos frente a inmaculados (monolingües liderados por un bilingüe con una competencia cada vez mejor en la segunda lengua): lo mismo que antes.

De los líderes del ejército de los vivos, Jon (monolingüe) sale volando sin más, mientras que Daenerys (plurilingüe) realiza casi todo el trabajo. Ya explicamos lo que había pasado en el enfrentamiento con el Rey de la noche.

Al final tenemos a Bran (plurilingüe por ciencia infusa) protegido por los soldados del Hierro (monolingües), que van cayendo ante los Caminantes blancos. Se ven cara a cara el Rey de la noche y el propio Bran, que sigue pasivo. Finalmente aparece Arya (monolingüe conocedora de dos expresiones en valyrio) que es la que mata al Rey. Es la que culmina el trabajo, si bien hay que concederle una magnífica intervención dentro de la fortaleza.

CONCLUSIONES:

  • Hay una gran mayoría que sólo emite gruñidos y que es dirigida sutilmente por un único individuo que no necesita ni abrir la boca para que todos cumplan su voluntad y que liquida a un alto porcentaje de monolingües del grupo contrario, que son los individuos predominantes en él.
  • La persona más importante no es la que más se esfuerza, sino  la que menos se mueve y que conoce los idiomas por ciencia infusa.
  • Derivado de esto, el conocimiento adquirido de los idiomas a través de la experiencia, de las prácticas en el extranjero (como Jorah o Daenerys) o del estudio (aceptamos a Gusano Gris como estudioso, con una gran profe), sirve para ocupar puestos de mando intermedio (como estos dos hombres).
  • El individuo que sabe varios idiomas por los mismos motivos que los anteriores, (Daenerys) ocupará un puesto más elevado, pero siempre por debajo del que lo sabe todo por ciencia infusa, y encima tendrá que realizar la mitad del trabajo.
  • El éxito se lo lleva quien siendo monolingüe conoce un par de frases hechas de otro idioma y las aplica en el momento oportuno.
  • Las personas diglósicas están condenadas a desaparecer en el momento que una de las lenguas (la que se utiliza para las ceremonias en este caso) pierde su razón de ser (ya se venció al ejército rival y no hay más motivos para utilizarlas).
  • Extrapolándolo a la vida actual: usted puede estudiar varios idiomas o al menos dominar el idioma internacional gracias al estudio y a los viajes al extranjero, puede que en el mejor de los casos ascienda algunos peldaños en su trabajo, y en el peor será usted quien tenga que hacerlo todo. No obstante siempre tendrá por encima a alguien que sea nativo en la lengua internacional o que conozca varias lenguas importantes por nacimiento. Y finalmente el éxito se lo llevará el que diga conozca las palabras justas y que las aplique en el momento más oportuno.

 

Publicado en Universo Filología | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , | 3 comentarios

La batalla lingüística de Invernalia y sus inquietantes conclusiones. Primera parte.


Aviso de spoilers.

Finalmente me he rendido a la serie Juego de tronos. Había intentado abstraerme de su repercusión, de hecho no había seguido ninguna de las temporadas a medida que estas se emitían, pero una vez que acabó me pudo la curiosidad y la vi toda de un tirón.

Efectivamente he pasado de quedarme al margen de la producción a considerar que hay que verla varias veces; la primera para dejarse llevar por las emociones y la magnífica actuación de sus protagonistas, y las demás para repasar aquellos aspectos de la trama que se pueden ir escapando así como numerosos casos de intertextualidad o de referencias culturales a multitud de disciplinas artísticas. Como soy incorregible la primera vez me dejé llevar por las emociones a la vez que buscaba referencias culturales.

Espero que esta sea la primera de muchas entradas que le dedique a esta serie para verla desde distintas perspectivas. Vamos a analizar en dos entradas la batalla de Invernalia (la de La larga noche) desde un punto de vista lingüístico, con humor y rigor y llegaremos a unas inquietantes conclusiones que contradicen la idea de que saber idiomas es importante.

El de La larga noche es el tercer episodio de la última temporada y en él un ejército de vivos se enfrenta a un ejército de muertos (los Caminantes blancos, liderados por el Rey de la noche) que les supera ampliamente en número y es susceptible de incrementarse a medida que aumenten los fallecimientos. Entonces establezcamos las lenguas de los dos bandos:

Caminantes blancos: sin idioma, tan solo emiten gruñidos y chillidos. Su líder, el Rey de la noche, en ningún momento abre la boca y tan sólo se limita a mover los brazos para que lo obedezcan. Y la verdad es que no le va del todo mal. ¿Cómo podríamos definir a este colectivo? ¿Estaría bien utilizar el término médico áglota para referirnos a un conjunto de personas que carece de lengua? Además hay que tener en cuenta que el único que dicta órdenes es el jefe, que no hay comunicación entre los demás, ni el resto de los muertos se dirige a su jefe, tan sólo obedecen al unísono a sus gestos, aunque no sean visibles para ellos.

Los vivos: está formado por un colectivo de personas de las más diversas procedencias, algunas son del propio país (Poniente) y otros vienen de las tierras que hay más allá del Mar Angosto. Generalmente son monolingües, cada uno en su idioma (habría tres lenguas en total), pero también nos encontramos individuos, bilingües, plurilingües y casos de diglosia, además de diversos grados de dominio de una lengua. Dentro de este grupo nos encontramos los siguientes casos en puntos estratégicos:

  • Bran Stark: como lo sabe todo vamos a dar por supuesto que es plurilingüe y que maneja con destreza todas las lenguas. Su conocimiento le viene por ciencia infusa y es el elemento clave al que hay que proteger. O sea, que el individuo más importante no es el que más se esfuerza o trabaja mejor, sino el que lo sabe todo por inspiración divina.
  • Los jefes militares de este ejército serían Jon Nieve, que es monolingüe en lengua común y Daenerys Targaryen que es plurilingüe (sabe la lengua común, su lengua materna es el valyrio y aprendió dothraki; posee perfecta competencia de las tres, las sabe utilizar en función su interlocutor) sin embargo a la hora de darle órdenes a sus dragones presenta diglosia, ya que utiliza el valyrio como lengua de ceremonia o de rituales (el término “dracarys” es una palabra ritual que tienen que obedecer sus dragones).
  • A los dothrakis, que son monolingües en su idioma los encabeza Jorah Mormont, un caballero que lo podemos considerar bilingüe, que tiene como lengua materna la común y el dothraki como segunda lengua y con competencia profesional completa, si lo considerásemos esto como un currículum moderno.
  • Los Inmaculados son monolingües en valyrio y están comandados por Gusano Gris, Torgo Nudho en dicha lengua. Este personaje tiene este idioma como lengua materna y su competencia en la lengua común mejora con el tiempo gracias a la ayuda de Missandei, que es traductora y plurilingüe. O sea, que Gusano Gris tiene el valyrio como lengua materna pero su competencia en la lengua común va mejorando, si bien no se le puede considerar plenamente bilingüe.
  • Melisandre tiene una actitud lingüística abiertamente diglósica, pues se expresa en lengua común con los demás, pero a la hora de realizar los cultos o los rituales emplea el valyrio.
  • El resto de este colectivo de guerreros son monolingües en lengua común, y nos consta que Arya Stark, siendo monolingüe, conoce un par de frases hechas en Valyrio. Es decir: que sólo habla un idioma pero que sabe decir “hola” y “adiós” en otro.

RESUMEN HASTA AHORA: hay una inmensa mayoría de individuos que carecen de idioma, por tanto de identidad, que se limitan a obedecer las órdenes de un jefe que ni siquiera se digna a hablar, sólo a hacer mínimos gestos. En el otro bando, bastante inferior en número, la mayor parte de los individuos son monolingües en lengua común, y los que son monolingües en otros idiomas (valyrio y dothraki) están capitaneados por líderes que conocen esa lengua común. Luego hay dos individuos plurilingües (uno por ciencia infusa y otra por trabajo) y una persona diglósica.

Para abrir boca pensando en la siguiente entrada y poner un ejemplo de lo que se está hablando, os dejo esta imagen de Danaerys enfrentándose al Rey de la noche. Es decir, una persona purilingüe que está utilizando el valyrio de manera diglósica (en este caso como fórmula de un ritual) frente a un individuo que nunca habla pero que dirige un ejército mucho más grande. ¿Qué enseñanza lingüística se puede extraer?

Continuará.

Publicado en Universo Filología | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

Culteranismo frente a conceptismo.


Otra de las parejas estrella de la teoría literaria tanto de ESO como de Bachillerato. Igualmente que pasaba con los mesteres, se trata de una de las preguntas que tanto de forma teórica como práctica se realizan en los exámenes.

Lo primero que hay que hacer es situarlos.

¿Qué son?

Son dos estilos literarios que se dan en la literatura barroca española.

¿En qué consisten?

Mientras que en el culteranismo se presta atención a la forma, en el conceptismo se presta atención al fondo.

Representantes principales.

Culteranismo: Góngora / Conceptismo: Quevedo.

 

En un principio diríamos que el culteranismo se vincula a la poesía y el conceptismo tanto a la prosa como a la poesía. No podríamos considerarlo como estilos opuestos, sino diferentes, que incluso se entremezclan por momentos. No olvidemos que comparten una época (barroco) que se caracteriza por la tensión y el artificio, frente al equilibrio de la etapa anterior (renacimiento).

A partir de algunos ejemplos veamos algunas de sus características:

Culteranismo.

Con la Fábula de Polifemo y Galatea, de Góngora. Concretamente su quinta estrofa “Guarnición tosca de este escollo duro”

http://www.cervantesvirtual.com/obra-visor/fabula-de-polifemo-y-galatea–0/html/fedcc184-82b1-11df-acc7-002185ce6064_2.html

Guarnición tosca de este escollo duro
troncos robustos son, a cuya greña
menos luz debe, menos aire puro
la caverna profunda, que a la peña;
caliginoso lecho, el seno obscuro
ser de la negra noche nos lo enseña
infame turba de nocturnas aves,
gimiendo tristes y volando graves.

Se trata de la descripción de la cueva de Polifemo. Quiere expresar lo tenebrosa que parece, sin luz y sin ventilación.

La adjetivación es muy abundante, prácticamente no hay un sustantivo que no vaya acompañado de un adjetivo (tosca, duro, robustos) todos ellos destinados a crear un efecto de rudeza y oscuridad. Es decir, busca la estimulación sensorial.

En los dos primeros versos nos encontramos tanto un hipérbaton (troncos robustos son) como una metáfora (identifica a los troncos con una guarnición).

Empleo de cultismos (caliginoso)

Aliteración de la “r” (infame turba de nocturnas aves).

 

Conceptismo.

Con un fragmento de El Buscón, de Quevedo.

Él era un clérigo cerbatana, largo sólo en el talle, una cabeza pequeña, los ojos avecindados en el cogote, que parecía que miraba por cuévanos, tan hundidos y oscuros que era buen sitio el suyo para tiendas de mercaderes; la nariz, de cuerpo de santo, comido el pico, entre Roma y Francia, porque se le había comido de unas búas de resfriado, que aun no fueron de vicio porque cuestan dinero; las barbas descoloridas de miedo de la boca vecina, que de pura hambre parecía que amenazaba a comérselas; los dientes, le faltaban no sé cuántos, y pienso que por holgazanes y vagamundos se los habían desterrado; el gaznate largo como de avestruz, con una nuez tan salida que parecía se iba a buscar de comer forzada de la necesidad; los brazos secos; las manos como un manojo de sarmientos cada una. Mirado de medio abajo parecía tenedor o compás, con dos piernas largas y flacas. Su andar muy espacioso; si se descomponía algo, le sonaban los huesos como tablillas de San Lázaro. La habla ética, la barba grande, que nunca se la cortaba por no gastar, y él decía que era tanto el asco que le daba ver la mano del barbero por su cara, que antes se dejaría matar que tal permitiese. Cortábale los cabellos un muchacho de nosotros. Traía un bonete los días de sol ratonado con mil gateras y guarniciones de grasa; era de cosa que fue paño, con los fondos en caspa. La sotana, según decían algunos, era milagrosa, porque no se sabía de qué color era. 

Es la célebre descripción del Dómine Cabra. En ella nos encontramos una gran cantidad de recursos que apelan más al fondo que al forma. Pues mientras en el anterior fragmento de Góngora se utilizaba un lenguaje elevado donde lo importante era que fuese estéticamente bello, aquí lo primordial es causar risa con el retrato de dicho personaje a base de juegos de palabras y de asociaciones ingeniosas.

El doble significado de largo (primera línea), que puede ser tanto generoso como alto. Al ser largo sólo en el talle se trata de un hombre alto, pero no generoso.

Hipérboles o exageraciones: numerosas, pero quedémonos con “el gaznate largo como de avestruz”. En la misma nos encontramos una comparación.

La última frase es muy irónica: “la sotana… era milagrosa, porque no se sabía de qué color era.

Crea neologismos “ratonado de gateras”.

 

 

 

 

https://natureduca.com/culturblog/conceptismo-y-culteranismo-1/

La poesía barroca: el conceptismo y el culteranismo

Publicado en Literatura, Rollo teórico necesario | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Preposición “de”. Usos.


USOS ESPACIALES:

  • Origen o punto de inicio de un desplazamiento. En el título de esta conocida zarzuela nos encontramos las dos: “de España vengo” El origen del desplazamiento así como el lugar del que se viene.

  • Con un medio de transporte público puede indicar tanto origen como destino: el tren de Glasgow (puede que el tren proceda de esa población o que se dirija a ella; en el caso  del asalto es lo  primero, como se nos especifica).

USOS NOCIONALES.

  • Causa: morirse de risa / hambre / ganas.
  • Posesión, propiedad, característica: el hombre del traje gris.

ATENCIÓN: En francés la posesión se indica con la preposición “à” Ceci est à vous? / ¿Esto es de usted?

  • Nombres genéricos: máquina de coser / permiso de conducir.
  • Un segundo elemento que se refiere al primero: un desastre de película.

  • Conceptos geográficos o geoadministrativos: la isla de Cuba.
  • Con verbos (trabajar de, hacer de) + sustantivo: indica ocupación (trabajar de camarero) como en el ”20 de esta canción:

Elaborado a partir de, Emile Slayer. Las preposiciones en español. Madrid. Castalia. 2010. Págs 85 a 90.

 

Publicado en Español para extranjeros. The relaxing conversaciones. | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario