Explicar sintaxis a alumnos con NEE. Un esquema «autofabricado».


El esquema que voy a presentar a continuación lo he elaborado a partir de mi experiencia con alumnos con diferentes necesidades. Tal vez a un profesor de lengua le pueda resultar un tanto extraño, pero en ningún momento se ofrecerá ninguna información falsa en lo referente a la sintaxis, y tal vez para un psicopedagogo presentará numerosas lagunas; algo por otra parte lógico, pues yo no poseo ese conocimiento tan amplio en estos campos.

He venido comprobando a lo largo de los años que llevo dando clase, que aquellos alumnos que tienen Déficit de atención o Asperger presentan grandes dificultades a la hora de realizar el análisis sintáctico; los ejercicios se observan muy desordenados y la asignación de las funciones no suele responder a los criterios académicos. En un aula de treinta alumnos es más difícil de controlar, pero individualmente se puede lograr un gran progreso trabajando con constancia, como todo el mundo.

Hay veces que se les hacen adaptaciones en las que se les elimina el análisis sintáctico en la ESO, personalmente lo considero un error; pero después en el Bachillerato no siempre la hay, tienen que analizar sintácticamente, les falta la base de los años anteriores, y con sus necesidades educativas, el resultado suele ser negativo.

En estos casos yo siempre lo que hacía era insistirles en las normas más elementales de la sintaxis y destacárselas: como que el Sujeto no comienza por preposición y que en «A mí me gusta el helado» «A mí» nunca puede ser sujeto o que el CD no está presente en las oraciones copulativas. Eso con la oración simple. Y sin embargo como desde un principio digan que «a mí» es el sujeto, luego es muy complicado que rectifiquen. Pues imaginemos lo que puede pasar cuando hay más de un verbo y subordinadas de por medio.

El esquema creado naturalmente no es definitivo, sería muy pretencioso por mi parte declararlo así; pues todo depende de las dificultades que se vaya encontrando cada alumno. Lo que sí puedo decir es que está basado en los distintos casos que me he ido encontrando todos estos años, y que con ellos funciona bastante bien. Posiblemente vosotros tengáis un sistema similar de trabajo.

Tampoco viene expuesto todo al estilo de los libros, donde en diferentes lecciones se explican los tipos de oración según el modus o el dictum, las funciones sintácticas o las oraciones subordinadas. Aquí se va ofreciendo la información a medida que va surgiendo; pues posiblemente uno de los problemas que presentan estos alumnos es que tienen dificultades en aplicar la teoría estudiada en el libro.

Se establece una pequeña «jerarquía» en la que los diferentes pasos que se dan en el análisis sintáctico. El color rojo para cuando hablamos de verbos en la oración simple. El verde para las diferentes funciones sintácticas de la oración simple. El morado para establecer la clasificación de las oraciones en las que aparece más de un verbo (coordinadas, yuxtapuestas y diferentes subordinadas); el marrón para los «subtipos» que nos encontramos en las anteriormente citadas (como adversativas o subordinadas sustantivas de Sujeto). El azul para todos los ejemplos.

Cuando hablamos del Sujeto aprovechamos para hablar de los tipos de oraciones impersonales con ejemplos muy claros de cada uno de los tipos.

Al hablar del Complemento Directo introducimos el concepto de oración transitiva y establecemos la relación con el Complemento Agente y la pasiva.

En una primera aproximación, hay un par de lagunas; pues me faltaría indicar el sujeto con preposición de «hasta» y «entre» y que el CD de persona puede ser con «le». Las subordinadas adverbiales están poco desarrolladas, ya que en general los alumnos no presentaban mayores problemas para identificarlas. Cuestan más las sustantivas y las adjetivas.

Por supuesto que no se trata de memorizarlo. Sirve de guía para realizar el análisis de una forma secuenciada, pues en eso consiste el análisis sintáctico con apoyo de diferentes colores y con ejemplos sencillos y muy claros y pienso que les puede ayudar a mejorar la concentración y a trabajar de forma progresiva; creo que de momento sería mucho pedir que se utilizase como terapia, pero ahí lo dejo.

El próximo día podemos intentar con algún ejemplo.

Publicado en Lengua, Sin taxis no hay transporte y sin sintaxis no hay aprobado | Etiquetado , , , , | 2 comentarios

Diferencias de funciones sintácticas entre la Gramática Tradicional y la NGLE


 

COMPLEMENTO PREDICATIVO:

  • Gramática Tradicional: manifiesta un estado o una cualidad referida al sujeto o al CD. Concuerda en género y número con el nombre al que se refiere. No es conmutable por lo. Aparece con verbos predicativos. Puede realizar dicha función un S. Adj. (llegó cansado); un S. Nom. (Eligieron delegado a Pepe) o un S. Prep. (Juan trabaja de camarero).
  • NGLE: es considerado un predicado. Además del sujeto o del CD, puede predicar sobre un CI (le hicieron la prueba anestesiada) o un C. Rég (Me acuerdo de Juan alegre). Dicha función puede ser realizada, además de los sintagmas anteriores, por un sintagma adverbial (He encontrado bien el sitio) (en cuanto a cualidad); con lo cual la concordancia en género y número no es el principal criterio para identificarlo.

COMPLEMENTO LOCATIVO ARGUMENTAL:

  • Gramática Tradicional: no existe como tal. Se analiza como CCL (Pedro vive en Pontevedra).
  • NGLE: lo analiza como un complemento argumental que es seleccionado semánticamente por el verbo. Indica «lugar en donde».

 

https://www.instagram.com/construyendocanido/

https://molanlasletras.wordpress.com/

Publicado en Sin taxis no hay transporte y sin sintaxis no hay aprobado | Etiquetado , , , | Deja un comentario

La sintaxis de la oración simple según la NGLE (2009). Comparación con la Gramática Tradicional. IV


La novedad que introduce la NGLE es la organización de los complementos del verbo en tres grupos: predicados, argumentos y adjuntos.

Ya hablamos en anteriores entradas del concepto de predicado. Sintácticamente se refiere al conjunto que forman el verbo y sus complementos, y semánticamente indica un estado, una acción, una propiedad o un proceso en el que interviene un argumento. El atributo y el complemento predicativo son predicados. Son ellos mismos los que seleccionan sus argumentos, y no al revés. Hay que recordar que la NGLE considera que los verbos ser y estar son siempre copulativos.

Argumentos: vienen exigidos por un predicado semántico. Hay verbos que no seleccionan ningún argumento (llover), otros seleccionan uno (bailar); alguien bailar, los hay que seleccionan tres (como dar): alguien da algo a alguien. Por norma general, los verbos no suelen seleccionar más de 3 argumentos. La NGLE considera argumentos a los siguientes: sujeto, complemento directo (CD), complemento de medida argumental (CMedAR), algunos complementos indirectos, complemento de régimen preposicional (CRP)  y complemento locativo argumental (CLoc Arg). 

  • La NGLE añade dos nuevos complementos a los que existentes en la gramática tradicional. Estos complementos son: el complemento de medida argumental (CMedARPedro pesa 60 Kg.  y el complemento locativo argumental (C LoC Arg  indica ‘lugar en donde’ (Vive en Madrid). Profundizaremos más en posteriores entradas.

Adjuntos: aportan información adicional que no viene requerida por el componente al que complementa. La NGLE considera adjuntos al complemento circunstancial (de manera, como en Lo saludó amablemente; de instrumento, como en Taló el árbol con una sierra; de medio, como en Me envió el regalo por mensajería; de materia, como en Hicieron la tarta con el molde que les presté; de compañía, como en Pedro se fue con su mujer; de cantidad, como en Ese libro no me gustó mucho; de lugar, como en Veraneo en la montaña; de tiempo, como en Las notas me las dieron por la tarde; de causa como en Roban por necesidad; de finalidad, como en Lo hice para molestar, y beneficio, como en Lo cogió para Juan ( la gramática tradicional considera este último CI). 

También son adjuntos el  dativo ético (Este niño no me come nada), el dativo aspectual (Me comí tres platos de lentejas), el dativo de interés (Le cosí el vestido a María,y el  dativo simpatético o posesivo (Se me cayó el libro).

No hay acuerdo sobre si el complemento agente (CAg) debe considerarse argumento o adjunto, así que solo se indicará que se trata de un sintagma/grupo preposicional, sin ninguna etiqueta más.

En próximas entregas matizaremos algunos de los aspectos aquí tratados.

 

https://www.instagram.com/construyendocanido/

https://molanlasletras.wordpress.com/

Publicado en Lengua, Sin taxis no hay transporte y sin sintaxis no hay aprobado | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

¡Por fin un doble análisis!


Después de pasarnos tiempo prometiendo el doble análisis sintáctico siguiendo las directrices de la NGLE por un lado y de la Gramática Tradicional por el otro, cumplimos con lo estipulado.

La oración es: «el libro está en la mesa»

Según la NGLE:

Según la Gramática Tradicional:

Mientras que la GT habla de sintagmas o frases, la NGLE emplea el término “grupo” para referirse a la misma unidad. Por otra parte cambian algunas funciones. Esto queda comprobado en el caso de “en la mesa”; siguiendo a la NGLE se trata de un atributo y predicado. El predicado es nominal. Por otra parte la preposición se considera núcleo del grupo preposicional. En la GT el predicado es verbal, puesto que el sintagma antes citado se considera un CCL. En el sintagma preposicional la preposición se denomina enlace.

NGLE

GT

Grupos. Sintagmas o frases.
“en la mesa” es atributo y predicado. “en la mesa” es CCL
Predicado nominal. Predicado verbal.
La preposición es el núcleo del SP. La preposición se denomina enlace del SP.

https://www.instagram.com/construyendocanido/

https://molanlasletras.wordpress.com/

Publicado en Lengua, Sin taxis no hay transporte y sin sintaxis no hay aprobado | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Trending topics de nuestros padres.


Una visión particular de En las redes del miedo, novela juvenil de Nando López.

 

Es una obra que está siendo lectura obligatoria en numerosos centros educativos, principalmente en 3º de ESO.

Nos cuenta cómo, una noche de junio, un instituto comienza a arder y de entre las llamas sacan dos cuerpos. Laia se plantea que si uno de ellos puede ser Joel, un chico que llegó a principio de curso con el que ha establecido una relación muy peculiar. El no obtener respuesta a los mensajes que le envía le lleva a pensar eso.

A partir de aquí se desarrolla una búsqueda, no solo física de Joel, sino también personal de ambos.

Nos encontramos una narración que se divide en dos líneas temporales que confluyen en los últimos capítulos. La de Laia, que se desarrolla desde el instante del incendio hasta el inicio del amanecer. La de Joel, que va desde el comienzo del curso hasta el inicio del amanecer del día antes nombrado.

A lo largo de la historia, ambos protagonistas van desvelando paulatinamente todo el pasado que los atenaza, todos los trastornos que han ido sufriendo, esa lucha para evitar que los viejos fantasmas aparezcan de nuevo; el autor realiza una profunda introspección psicológica en ellos.

No obstante no era mi intención realizar aquí una reseña al uso, que sirva de manual tanto a profesores como alumnos, sino que me gustaría reflexionar sobre el tema de las redes sociales a partir de la lectura de este libro y teniendo en cuenta esa introspección; ya que a los que nacimos en la época pre-digital nos resulta muy difícil comprender la verdadera dimensión de determinadas situaciones que se dan en la red.

Las más nombradas aquí son Instagram y Twitter; los grupos de WhatsApp también tienen su relevancia. Como si de una epistemología platónica se tratase, existen dos mundos; el físico y el de las redes; a veces son paralelos pero en otras ocasiones lo que sucede en este segundo repercute en el primero. Casi equivale al mundo de las ideas; en él las personas pueden ser, o al menos estar cerca, de su yo ideal; igualmente a lo que decía Platón, ese mundo inteligible proyecta su imagen al mundo sensible, las identidades en las redes pasan a ser las verdaderas en nuestro mundo tangible.

Y por fin abordamos el título de la entrada ¿Existían los trending topics antes de la aparición de Internet? Pues sí; las clásicas frases de las madres y de los padres, que a pesar de no contar con el grado de intercomunicación actual, todo el mundo decía frases similares.

En este caso las frases hechas que aparecen suelen ser negativas, se dicen mecánicamente ante una mala acción del hijo pero en ningún momento se analizan las causas, solo se observan los hechos. Se repiten hasta la saciedad de la misma manera que aparecen los trending topic de twitter. Hay un fragmento que es revelador; el protagonista recibe mensajes amenazantes a sus perfiles de Internet y se dice lo siguiente:

Y los mensajes de Insta.
Y las respuestas de perfiles anónimos en mi Twitter.
Y los correos que he recibido desde cuentas estúpidas estos meses.

«Eres como tu padre».
«Escoria».
«No necesitamos más asesinos».
Se repiten tanto que llegan a ser tan cansinos y esperables como su famosa trilogía:
notienesarreglo, cadavezpeor, siempreigual.

Otra vez nos encontrarnos ese paralelismo entre ambos mundos, unas veces se retroalimentan mutuamente y otras veces parecen ir por separado. En definitiva, se trata de una obra juvenil, destinada a un público adolescente, pero también puede ir dirigida a un público adulto para invitarlo a reflexionar sobre ese mundo de internet, tan etéreo pero a la vez tan real.

Publicado en Libros | Etiquetado , , | Deja un comentario

La sintaxis de la oración simple según la NGLE (2009). Comparación con la Gramática Tradicional. III


La principal innovación de la nueva gramática es la introducción de los  conceptos de predicado, argumento y adjunto.

La palabra predicado tiene dos significados diferentes:

  1. Desde el punto de vista sintáctico es el conjunto que forman el verbo y sus complementos y su relación con un sujeto.
  2. Puede ser también una unidad léxica que indica un estado, una acción, una propiedad o un proceso en el que interviene un argumento (María está triste).

En este ejemplo podemos observar los dos significados de predicado. Por una parte, el segmento está triste constituye el predicado que conocemos de la gramática tradicional; por otra, el sintagma/grupo adjetival triste es una unidad léxica que indica un estado.

La Gramática Tradicional analiza triste como atributo de una oración copulativa. En este tipo de oraciones los verbos ser, estar y parecer carecen de carga semántica. En caso de no llevar atributo y sí otros complementos (circunstanciales, de régimen, etc.), estos verbos tienen usos predicativos (Este año la Semana Santa es en abril; María está en el estudio; No se parece en nada a su madre).

Hay que señalar que la NGLE considera que los verbos ser y estar son siempre copulativos, así, en el ejemplo Pedro está enfermo en la cama, nos encontramos con dos atributos, enfermo y en la cama (atributo locativo).

El atributo y el complemento predicativo son predicados. No se consideran argumentos ni adjuntos en la NGLE, porque son ellos mismos los que seleccionan sus argumentos, y no al revés.

En la Gramática Tradicional el complemento predicativo es un S. Adjetivo, Nominal o Preposicional que expresa una cualidad, propiedad o estado del sujeto o del complemento directo (CD) y acompaña a verbos predicativos.

El complemento predicativo se presenta como otra de las novedades de la NGLE, pues ahora complementa a un verbo pleno y simultáneamente predica sobre el núcleo de un sintagma/grupo nominal que puede ser el sujeto (La niña salió contenta de casa), el complemento directo (Lo encontraron borracho), el complemento indirecto (Le hicieron la prueba anestesiada) o sobre el núcleo de un complemento de régimen (Confía en él completamente solo). Puede ser desempeñado por un sintagma/grupo adjetival, un sintagma/grupo nominal, un sintagma/grupo preposicional,  o un sintagma/grupo adverbial.

Gramática tradicional NGLE
Predicado: grupo de palabras organizado alrededor de un verbo que funciona como núcleo.

 

 

 

 

 

Verbos ser, estar y parecer: copulativos cuando llevan atributo. Predicativos en los demás casos.

 

 

 

Atributo y complemento predicativo son complementos del verbo.

 

Complemento predicativo: predica sobre un Suj. o sobre un CD.

 

Complemento predicativo: puede ser un SN, un S. Adj o un S. Prep.

 

 

Predicado: dos significados.

1- Conjunto formado por el verbo y sus complementos y su relación con un sujeto.

2- Unidad léxica que indica un estado, una acción, una propiedad o un proceso en el que interviene un argumento.

 

Verbos ser y estar: siempre copulativos.

 

 

 

Atributo y complemento predicativo son predicados (unidades léxicas que indican un estado…)

 

Complemento predicativo: predica sobre un Suj. un CD, un CI, un C. Rég.

 

Complemento predicativo: puede ser un SN, un S. Adj, un S. Prep o un S. Adv.

 

https://www.instagram.com/construyendocanido/

https://molanlasletras.wordpress.com/

Publicado en Lengua, Sin taxis no hay transporte y sin sintaxis no hay aprobado | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Las leyes de la robótica y las perífrasis verbales.


Ya nos contaron muchas veces que las ciencias son el futuro, que las salidas están en la informática y las nuevas tecnologías, que la literatura, la filosofía, el latín no son útiles, que la filología no tiene salida. Sí, todo lo repetimos mecánicamente.

Pero lo que nadie nos cuenta, os lo cuento yo, que todas esas materias científicas que son el porvenir de la humanidad, no se sostienen si no existe un conocimiento profundo y casi filosófico del idioma.

En 1950 Isaac Asimov publicó Yo, robot, una obra que recoge relatos y novelas cortas en las que los robots son parte importante de la misma. En ella se enuncian las tres reglas de la robótica, si bien estas proceden de un relato anterior:

  1. Un robot no puede dañar a un ser humano ni, por inacción, permitir que un ser humano sufra daño.
  2. Un robot debe cumplir las órdenes de los seres humanos, excepto si dichas órdenes entran en conflicto con la Primera Ley.
  3. Un robot debe proteger su propia existencia en la medida en que ello no entre en conflicto con la Primera o la Segunda Ley.

https://psicologiaymente.com/cultura/leyes-de-robotica

Otra versión dice lo siguiente. Aunque parezcan iguales, los matices de significado pueden traer diferentes consecuencias:

  1. Un robot no hará daño a un ser humano o, por inacción, permitir que un ser humano sufra daño.
  2. Un robot debe obedecer las órdenes dadas por los seres humanos, excepto si estas órdenes entrasen en conflicto con la primera ley.
  3. Un robot debe proteger su propia existencia en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la primera o la segunda ley.

https://www.theeconomyjournal.com/texto-diario/mostrar/595074/tres-leyes-robotica-no-funcionaran-mundo-real

Todas estas leyes están destinadas a que el robot quede totalmente supeditado al ser humano: primero no dañar a un ser humano o permitir que sufra daño; obedecer a los humanos a no ser que le manden hacer daño al prójimo y protegerse siempre que no se incumplan las anteriores premisas. De todos modos la clave está en las formas verbales utilizadas.

En el primer ejemplo «no puede dañar«… se trata de una perífrasis modal que en este caso, siguiendo a la RAE  en su NGLE (2009, Vol II. 28.6 a-c) tiene sentido radical o personal. Esto quiere decir que se le atribuye a alguien cierta capacidad, obligación, voluntad o disposición en relación con algo. En este caso, el adverbio de negación implica que el sujeto está incapacitado para realizar la acción predicada (dañar a los humanos).

En el segundo, «no hará daño», la forma verbal está en futuro de indicativo. Por el contexto queda claro que se trata de un uso estilístico de ese tiempo, con valor imperativo, como nos podemos encontrar en los mandamientos «no matarás», «no robarás» etc. Aquí cabe la posibilidad de plantearse las siguientes cuestión: ¿puede el robot distinguir dicho valor en el tiempo verbal? Tal vez lo entienda como un acto futuro, que en tiempos posteriores no podrá hacerlo, pero en el presente no hay ningún comando que se lo impida. La otra sería; si este tiempo futuro lo interpreta como mandato ¿puede que para él cada vez que se use este tiempo lo considere como una orden y no con sus otros usos (acción posterior, probabilidad)?

 

Dentro de esta colección de relatos hay uno titulado «El pequeño robot perdido» en el que se introduce un pequeño cambio en la primera ley.

En esta historia se cuenta el caso de unos humanos que están trabajando en una situación de riesgo debido a una radiación ante la inoperancia de un robot -fallaba la primera ley-. Se descubre que esta primera ley había sido modificada. Reproducimos el fragmento (la negrita es mía:

–No puedo creer que encontrasen la posibilidad de suprimir la Primera Ley -dijo Susan Calvin.

–No fue suprimida, fue modificada. Se coNSTruyeron cerebros positrónicos que poseían sólo el aspecto positivo de la ley, que dice: «Ningún robot debe dañar a un ser humano». Eso es todo.

Deber + infinitivo es una perífrasis modal de obligación, pero su grado de obligatoriedad es más bajo que otras como tener que + infinitivo, ya que mientras esta expresa una obligación externa, que no procede del sujeto, sino de las circunstancias, la primera depende de lo que sería deseable o lo que digan las normas (NGLE Vol II, 28,6l).

¿A qué nos llevaría esto?

Pues a que un robot, en condiciones normales, no haría daño a ningún ser humano, algo que sería deseable; pero, dependiendo de otros factores sí que podría causárselo. Con la ley enunciada al comienzo «no puede dañar a un ser humano…» queda totalmente zanjado este supuesto; porque además de indicar esa incapacidad, se refuerza con que en caso de que una persona se encuentre en peligro, actuar para evitarle perjuicio, algo que, si la ley queda enunciada como en el fragmento reproducido, sería imposible ya que en ningún momento se alude a la inacción del robot.

Publicado en Comentar un texto literario con lo poco que sabemos (alumnos y profesores), Curiosidades, Lengua, Libros | Etiquetado , , , , , , | 8 comentarios

La redacción de una tesis según Umberto Eco. V


Última entrega de esta interesantísima e instructiva reseña.

Por otro lado, el sistema cita-nota implica que las obras citadas deben aparece también en la bibliografía final, la cual sirve para que el lector tenga a la vista, reunido, el material consultado y pueda guiar sus propias investigaciones. Sería muy descortés hacer que el lector tenga que consultar nota por nota para hacerse de la bibliografía del trabajo. Si bien la nota puede abreviar los títulos y omitir lo subtítulos de las obras, en la bibliografía deben estar los datos más completos posibles.

Finalmente, el sistema autor y fecha permite ahorrar alrededor del ochenta por ciento de las citas. Pero sólo es indicado si se trata de estudios muy especializados en los que el lector pueda reconocer de qué obra especifica se está hablando tan solo por la indicación del apellido del autor y la fecha. También presenta la ventaja de se requiere copiar los datos bibliográficos de una obra una sola vez. Pero también implica que las obras citadas no son muy heterogéneas, ya que es difícil que un mismo lector reconozca autoría y fechas de obras de diferentes disciplinas. Asimismo, implica que la bibliografía es moderna, ya que obviamente hay obras del pasado cuya datación se desconoce con propiedad,  y esto constituye un problema. Estos consejos constituyen puntos de apoyo para la cuestión de la redacción de una tesis, para otros asuntos se recomienda consultar el libro completo.

 

Bibliografía:
Eco, Umberto (2007) Cómo se hace una tesis. Gedisa: México.

Semblanza académica:

Alejandro Garrigós Rojas es licenciado en Letras Españolas y maestro en Literatura Hispanoamericana por la Universidad de Guanajuato, titulándose en ambos casos con trabajos de investigación laureados. Su tesis de licenciatura El vampiro en la narrativa mexicana (1959-2006) está en proceso de publicación por la Universidad de Guanajuato. Su principal línea de estudio académico está enfocada en la narrativa de vampiros mexicana, vista desde diversos enfoques teóricos. Pero también escribe para revistas culturales sobre diversos aspectos de literatura y teoría literaria. Ha participado en coloquios en el seno de la Universidad de Guanajuato, la Universidad Pedagógica Nacional y la Universidad Autónoma Metropolitana. Ha sido docente de Lengua y Literatura a nivel de bachillerato e impartido cursos de los mismos a nivel licenciatura en varias universidades.

Publicado en Libros, Resúmenes, comentarios, composiciones., Universo Filología | Etiquetado , , | Deja un comentario

La redacción de una tesis según Umberto Eco. IV


Al hacer una cita se puede parafrasear al autor, respetando su idea. No se debe tener excesiva aprehensión de repetir algunas palabras del texto original, lo cual puede ser inevitable. En otros casos, es preferible transcribir la cita textual. Lo que no se debe hacer es transcribir citas sin las comillas, porque en ese caso se estará incurriendo en plagio. Esta forma de plagio es bastante común entre los tesistas primerizos. Si el lector que examina el texto reconoce que hay ideas de un autor al que no se le está dando el crédito, lo menos que hará es llevarse una mala impresión del redactor.

Por su parte, las notas al pie de página sirven para los siguientes casos:

  1. Indicar el origen de las citas
  2. Añadir a un tema discutido otras indicaciones bibliográficas que sean de refuerzo.
  3. Referencias internas; es decir, remitir a otro capítulo o parte de la misma tesis.
  4. Introducir una cita de refuerzo que no sea indispensable que se use en el cuerpo del trabajo.
  5. Ampliar las aseveraciones que se hacen en el texto, pero que son más o menos tangenciales y que distraen del discurso expresado en el cuerpo del texto.
  6. Corregir afirmaciones del texto, para considerar otros puntos de vista posibles, lo cual indica lealtad científica.
  7. Ofrecer la traducción de una cita
  8. Para pagar deudas con un informante o autoridad con la que se discutió el tema, y se le quiera y deba dar la parte de crédito que le corresponda.

 

Semblanza académica:

Alejandro Garrigós Rojas es licenciado en Letras Españolas y maestro en Literatura Hispanoamericana por la Universidad de Guanajuato, titulándose en ambos casos con trabajos de investigación laureados. Su tesis de licenciatura El vampiro en la narrativa mexicana (1959-2006) está en proceso de publicación por la Universidad de Guanajuato. Su principal línea de estudio académico está enfocada en la narrativa de vampiros mexicana, vista desde diversos enfoques teóricos. Pero también escribe para revistas culturales sobre diversos aspectos de literatura y teoría literaria. Ha participado en coloquios en el seno de la Universidad de Guanajuato, la Universidad Pedagógica Nacional y la Universidad Autónoma Metropolitana. Ha sido docente de Lengua y Literatura a nivel de bachillerato e impartido cursos de los mismos a nivel licenciatura en varias universidades.

Publicado en Libros, Resúmenes, comentarios, composiciones., Universo Filología | Etiquetado , , | Deja un comentario

La redacción de una tesis según Umberto Eco III


Eco nos comenta que el nos mayestático puede usarse sin problema cuando se apela a una comunidad que puede adherirse a la tesis expuesta. Pero en todo caso es preferible evitar el uso egomaníaco del yo. Frases como “el texto que antes he citado” se pueden matizar como “el texto antes citado” para blanquearlas un poco y hacerlas menos enfadosas y más agradables.

Los apellidos deben usarse en su idioma original, ya que es ridículo cuando nombramos a un autor con un hombre hispanizado cuando no se llamaba así en realidad. Por ejemplo, decir: Benito Spinoza en vez de Baruch Spinoza. En todo caso se usan los nombres latinizados cuando son parte ya de la tradición, aunque en un texto filológico deben ir en el idioma original con sus particulares grafías.

Sobre las citas da diez reglas:

  1. Los fragmentos de obras a analizar se citan con una extensión razonable. Nunca se ponen fragmentos demasiado extensos que no se comentarán o interpretarán. En todo caso, si el texto es muy largo, como un cuento corto o algo por el estilo, se puede poner como apéndice.
  2. Los textos críticos se usan solo cuando corroboran o dan autoridad a una idea sostenida por nosotros.
  3. La cita supone que se comparte la idea citada, a menos que sea acompañada de un comentario crítico.
  4. En cada cita debe figurar la fuente impresa o manuscrita.
  5. Las citas se hacen de la edición crítica o de la edición más autorizada. En obras literarias es mejor citar la primera edición, o bien, la última edición corregida y revisada.
  6. Cuando se cita a un autor extranjero, las citas deben estar en el idioma original. Si es útil, puede poner en seguida la traducción entre paréntesis o en nota al pie.
  7. El envío a la obra y al autor deben ser claros.
  8. Cuando una cita no supera las dos o tres líneas, se puede poner en el texto entre comillas. Si se trata de versos, se separan con un guion diagonal. Solo en caso de que sea de más de tres o cinco líneas, se pone aparte en bloque. El tipo de bloque que Eco recomienda es con un espaciado menos, sangrado con un margen mayor y sin comillas.
  9. Las citas tienen que ser fieles. Con las palabras tal y como son. Si se eliminan partes del texto original, hay que recodar poner corchetes en cuyo interior haya tres puntos suspensivos.
  10. Las citas deben ser verificables. No se cita aun autor son decir de qué libro y de qué página se extrae la cita.

Semblanza académica:

Alejandro Garrigós Rojas es licenciado en Letras Españolas y maestro en Literatura Hispanoamericana por la Universidad de Guanajuato, titulándose en ambos casos con trabajos de investigación laureados. Su tesis de licenciatura El vampiro en la narrativa mexicana (1959-2006) está en proceso de publicación por la Universidad de Guanajuato. Su principal línea de estudio académico está enfocada en la narrativa de vampiros mexicana, vista desde diversos enfoques teóricos. Pero también escribe para revistas culturales sobre diversos aspectos de literatura y teoría literaria. Ha participado en coloquios en el seno de la Universidad de Guanajuato, la Universidad Pedagógica Nacional y la Universidad Autónoma Metropolitana. Ha sido docente de Lengua y Literatura a nivel de bachillerato e impartido cursos de los mismos a nivel licenciatura en varias universidades.

Publicado en Libros, Resúmenes, comentarios, composiciones., Universo Filología | Etiquetado , , | Deja un comentario

La redacción de una tesis según Umberto Eco II


En un segundo momento indica aspectos acerca del cómo se debe escribir. Dice que no se caiga en el error de querer brillar con un estilo complejo a la manera de Proust. Por ello es mejor desmenuzar las oraciones complejas y subordinadas en oraciones simples cortas; sin importar que primero nuestro flujo de pensamiento nos lleve a escribir en periodos sintácticos largos. El lector agradece un lenguaje expositivo pausado, cabida cuenta de que lo que analiza en este caso es la tesis a sustentar y no una obra literaria.

Un error común es querer usar un estilo periodístico barato usando expresiones como “el autor de El quijote” en vez de “Cervantes”. Esto sucede cuando se teme repetir muchas veces el nombre; sin embargo a veces se cae en el pecado de nombrar obras que no son conocidas por el lector y pueden confundirlo.

Tampoco es válido escribir como un poeta de vanguardia, ni siquiera si se está escribiendo una tesis sobre la vanguardia poética. Si escribimos un trabajo sobre el futurismo no usaremos un estilo futurista. Sería un exceso tonto. El autor alude a que, incluso los poetas más estilizados cuando quisieron exponer sus ideas sobre la poesía lo hicieron en una prosa clara y perfectamente legible.

No hay perder de vista el hilo central del discurso. Como dijimos, es válido dejarse arrastrar por el flujo de las ideas, pero sólo en el borrador. Siempre hay que tener en claro que se trata de demostrar una hipótesis y que las ideas expresadas en el texto deberán tener relación con ello.

Eco apela a la necesidad de que el director de tesis nos lee nuestros avances y eventualmente toda la tesis antes de ser presentada para su defensa en el evento académico de grado. Si el director responsable está muy ocupado, o es flojo, como también sucede muchas veces, es aconsejable que un amigo nos lea y nos brinde su lectura para conocer si la exposición va bien. No es recomendable jugar al genio solitario como ironiza Eco. No es necesario y a la larga hace el trabajo más pesado.

Otro consejo que da el autor es no usar puntos suspensivos ni exclamaciones, ni explicar las ironías u otras figuras literarias. Los primeros dos casos porque no estamos haciendo un texto literario en el que los efectos retóricos sean indispensables. Y en el tercero porque estaríamos subestimando al lector. Si nos vamos a atrever a usar figuras como la lítote, no es necesario avergonzarse y explicar cómo deben ser interpretadas. Los puntos suspensivos sólo se usarán a lo mucho entre corchetes para indicar que una parte de una cita ha sido suprimida, o al final de una enumeración para dar a entender que la lista puede continuarse.

 

Semblanza académica:

Alejandro Garrigós Rojas es licenciado en Letras Españolas y maestro en Literatura Hispanoamericana por la Universidad de Guanajuato, titulándose en ambos casos con trabajos de investigación laureados. Su tesis de licenciatura El vampiro en la narrativa mexicana (1959-2006) está en proceso de publicación por la Universidad de Guanajuato. Su principal línea de estudio académico está enfocada en la narrativa de vampiros mexicana, vista desde diversos enfoques teóricos. Pero también escribe para revistas culturales sobre diversos aspectos de literatura y teoría literaria. Ha participado en coloquios en el seno de la Universidad de Guanajuato, la Universidad Pedagógica Nacional y la Universidad Autónoma Metropolitana. Ha sido docente de Lengua y Literatura a nivel de bachillerato e impartido cursos de los mismos a nivel licenciatura en varias universidades.

Publicado en Libros, Resúmenes, comentarios, composiciones. | Etiquetado , | Deja un comentario