Explicar sintaxis a alumnos con NEE. Un esquema “autofabricado”.


El esquema que voy a presentar a continuación no tiene nada de académico, lo he elaborado a partir de mi experiencia con alumnos con diferentes necesidades. Tal vez a un profesor de lengua le pueda resultar un tanto extraño, pero en ningún momento se ofrecerá ninguna información falsa en lo referente a la sintaxis, y tal vez para un psicopedagogo presentará numerosas lagunas; algo por otra parte lógico, pues yo no poseo ese conocimiento tan amplio en estos campos.

He venido observando a lo largo de los años que llevo dando clase, que aquellos alumnos que tienen Déficit de atención o Asperger, presentan grandes dificultades a la hora de realizar el análisis sintáctico; los ejercicios se observan muy desordenados y la asignación de las funciones no suele responder a los criterios académicos. En un aula de treinta alumnos es más difícil de controlar, pero individualmente se puede lograr un gran progreso trabajando con constancia, como todo el mundo.

Hay veces que se les hacen adaptaciones en las que se les elimina el análisis sintáctico en la ESO, personalmente lo considero un error; pero después en el Bachillerato no la hay, tiene que analizar sintácticamente, les falta la base de los años anteriores, y con las necesidades educativas que tienen, el resultado suele ser negativo.

En estos casos yo siempre lo que hacía era insistirles en las normas más elementales de la sintaxis y destacárselas: como que el Sujeto no comienza por preposición y que en “A mí me gusta el helado” “A mí” nunca puede ser sujeto o que el CD no está presente en las oraciones copulativas. Eso con la oración simple. Y sin embargo como desde un principio digan que “a mí” es el sujeto, luego es muy complicado que rectifiquen. Pues imaginemos lo que puede pasar cuando hay más de un verbo y subordinadas de por medio.

El esquema creado naturalmente no es definitivo, sería muy pretencioso por mi parte declararlo así; pues todo depende de las dificultades que se vaya encontrando cada alumno. Lo que sí puedo decir es que está basado en los distintos casos que me he ido encontrando todos estos años, y que con ellos funciona bastante bien. Posiblemente vosotros tengáis un sistema similar de trabajo.

Tampoco es viene explicado todo al estilo de los libros, donde en diferentes lecciones se explican los tipos de oración según el modus o el dictum, las funciones sintácticas o las oraciones subordinadas. Aquí se va ofreciendo la información a medida que va surgiendo; pues posiblemente uno de los problemas que presentan estos alumnos es que tienen dificultades en aplicar la teoría estudiada en el libro.

Se establece una pequeña “jerarquía” en la que los diferentes pasos que se dan en el análisis sintáctico. El color rojo para cuando hablamos de verbos en la oración simple. El verde para las diferentes funciones sintácticas de la oración simple. El morado para establecer la clasificación de las oraciones en las que aparece más de un verbo (coordinadas, yuxtapuestas y diferentes subordinadas); el marrón para los “subtipos” que nos encontramos en las anteriormente citadas (como adversativas o subordinadas sustantivas de Sujeto). El azul para todos los ejemplos.

Cuando hablamos del Sujeto aprovechamos para hablar de los tipos de oraciones impersonales con ejemplos muy claros de cada uno de los tipos.

Al hablar del Complemento Directo introducimos el concepto de oración transitiva y establecemos la relación con el Complemento Agente y la pasiva.

En una primera aproximación, hay un par de lagunas; pues me faltaría indicar el sujeto con preposición de “hasta” y “entre” y que el CD de persona puede ser con “le”. Las subordinadas adverbiales están poco desarrolladas, ya que en general los alumnos no presentaban mayores problemas para identificarlas. Cuestan más las sustantivas y las adjetivas.

Por supuesto que no se trata de memorizarlo. Sirve de guía para realizar el análisis de una forma secuenciada, pues en eso consiste el análisis sintáctico con apoyo de diferentes colores y con ejemplos sencillos y muy claros y pienso que les puede ayudar a mejorar la concentración y a trabajar de forma progresiva; creo que de momento sería mucho pedir que se utilizase como terapia, pero ahí lo dejo.

El próximo día podemos intentar con algún ejemplo.

Anuncios
Publicado en Lengua, Sin taxis no hay transporte y sin sintaxis no hay aprobado | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Verbos semirregulares. Un caso concreto.


Este anuncio, que está a repetirse moito nas emisoras de radio, serve para introducir o tema.

Os verbos semirregulares presentan alteracións no vocalismo da raíz ou na vogal temática do tema de presente. Aparecen en todas as conxugacións, pero imos centrarnos no caso concreto do anuncio “subes ou baixas”

Subir é un verbo semirregular no que a alternancia prodúcese entre /u/ e /Ɔ/ (‘o’ aberto) no presente de indicativo.

Subo, sobes /Ɔ/, sobe /Ɔ/, subimos, subides, soben /Ɔ/.

Pronúncianse con ‘o’ aberto segunda e terceira do singular e a terceira do plural do presente de indicativo. Ver: As normas ortográficas e morfolóxicas da lingua galega. Vigo. Edicións do cumio. 2004. 4ª ed. Páx. 97.

Ademais esta cuestión foi preguntada na convocatoria de setembro de 2017 na proba de ABAU.

http://ciug.gal/docs/probas/2017/ABAU_2017_Lingua_Galega.pdf

 

Publicado en A gramática, Lingua galega e literatura | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Digilosofía. Ese curioso acrónimo.


Recientemente una entidad bancaria de cuyo nombre no quiero acordarme, por una parte en el sentido quijotesco de la expresión, ha lanzado una campaña para mostrarnos su nueva filosofía; forma elegante de decir que van a modificar su forma de actuar. Pero por supuesto nada más lejos de mi intención ni hacer publicidad ni causar perjuicio a dicha institución, ya que aquí sólo vamos a comentar el anuncio desde el punto de vista lingüístico, pues mi ignorancia en los asuntos financieros me impide emitir un juicio de influencia entre quien esté acostumbrado a manejar grandes capitales.

El término en cuestión es digilosofía:

Esta nueva palabra se ha originado por un procedimiento de acronimia, en este caso formado por el inicio de una palabra “digital” y el final de otra “filosofía”.

Antes de hablar de la estructura de la palabra detengámonos primero en la definición de la palabra: es un sustantivo pero se define como un verbo, algo que en las Pruebas de Acceso a la Universidad se consideraba un error. No es que ahora se dé por válido, simplemente que en las actuales pruebas, en Galicia, se suprimió este modelo de ejercicio.

Ya dejamos claro que los términos que lo forman son “digital” y “filosofía”; pero nos planteamos si su combinación es correcta “digi-” y “-losofía”.

Poco que discutir a que de la primera palabra se tomen las dos primeras sílabas. El problema se encontraría en el segundo término de acrónimo, que está formado por “filo” (amigo, seguidor) y “sofía” (sabiduría) “-losofía” está constituido por el final de “filo”, tal vez con intención de que de alguna manera pensemos en la palabra “filosofía”, pero no estoy seguro.

Propongo dos opciones que consideraría más correctas. “digitosofía” o “digisofía”.

 

Publicado en Lengua, Semántica; el alma de las palabras | Etiquetado , , | Deja un comentario

Conexión REM. La visión de Javier Naveira.


Hará algo así como más o menos un mes volví a encontrarme con un gran amigo de la universidad al cual, precisamente, no había vuelto a ver desde aquellos ya lejanos (y, por gracia suya, también gloriosos) tiempos del arma virumque cano que él, entonces, tan bien supo glosar reencuentro en el que tuvo la gentileza de obsequiarme -siempre tan generoso- con este libro que acabo de leer: la ópera prima de la escritora gallega Silvia Fariña López, una novela y una autora perfectamente desconocidas hasta ese día para mí que, sin embargo -coincidencias de la vida-, tuvieron la virtud de conectarme (permítaseme la licencia de jugar con el título de la obra -aunque, en mi caso, hubiese sido bien despierto-) con otros tiempos aún anteriores a aquellos épicos de la universidad que, por ser más bucólicos que los que vendrían después, podrían ser denominados como los de la rosa rosae, porque resulta que esta novelista (¡oh, sorpresa!) se llama exactamente igual (nombre y apellido) que una betanceira que durante todos esos años bachilleres (sí, lo sé, estoy pecando por defecto) ejerció sobre mí un gran ascendiente, la cual, además -para mayor estupefacción mía (porque si ya es extraño que un libro incurra en la indiscreción de darnos a conocer la edad de su autora más aún me lo parece el hecho de que hasta llegue a revelarnos el día exacto del natalicio)-, casi fue a nacer en la misma fecha que su homónima (y ahora ya sólo falta también que se le parezca físicamente -¡e incluso en su forma de ser!- para haber conseguido llevar a la realidad, si bien en versión mujer, lo que Saramago novelaba en “El hombre duplicado”.


porque, aunque no lo sea siempre en forma de auto sacramental, la vida no deja de ser un sueño.

 

Pero mejor dejémoslo ahí, sin querer ir más allá, porque la tentación de pensar que la naturaleza imita al arte puede ser muy fuerte y no pocas veces la curiosidad mata al gato), con lo que ya se podrán imaginar ustedes cuál habrá sido la clave de lectura de la presente obra: si dicen que toda novela primeriza suele pecar en exceso de autobiográfica esta para mí nunca lo habrá hecho lo suficiente en aras de, así, hallar más paralelismos entre las vidas de los personajes de la misma (sus inquietudes, amistades, hábitats, etc.) y la de la sosias de la autora, lo malo -y he ahí mi frustración- es que en ella las existencias de los protagonistas se reducen casi exclusivamente a vegetar en las camas de un hospital llamado Rebula donde todos se hallan en coma, estado en el que, sin embargo (¿o gracias a él?), son capaces de soñar una mancomunada pesadilla cuya narración -y he ahí mi alivio (porque, aunque no lo sea siempre en forma de auto sacramental, la vida no deja de ser un sueño)- viene a ocupar la mayor parte de la novela, así, gracias a la inventiva  de otro de los protagonistas -justamente el antagonista de los anteriores: su matasanos, el urdidor de la conexión REM que da título a la obra (una especie de acceso vía red venosa a dichas fases del sueño -por lo demás las más vívidas (valga el oxímoron) del mismo- de otras personas con las que, además, se puede interactuar)-, todos ellos -incluido este último- dan en soñar esa misma pesadilla que, y he ahí el busilis de la obra, tiene la particularidad de poder decidir el futuro de los personajes comatosos, esto es: aquellos que en ella logran salvar su vida -bien por haberse escaqueado del matasanos, haberle dado esquinazo a las tendencias suicidas, haber logrado superar una grave enfermedad, etc.- pueden volver a despertar de ese mal sueño que los tiene postrados en la cama del hospital, pero a los que la pierden ya no les queda otra más que morir soñando, una pesadilla pues muy sui generis esta de la “Conexión REM” porque, además de las mencionadas singularidades de la mancomunidad y de la trascendencia vital, está también totalmente exenta de aquello que más define este tipo de sueños: lo disparatados e ilógicos que son, el nulo orden y concierto que guardan, sus ansias por impugnar la realidad de nuestra existencia, etc. pero… un momento, ¿acaso no hay veces en las que la vida es aún más esperpéntica y absurda que una pesadilla?, por ejemplo cuando cierras este libro de Silvia Fariña López y te das cuenta de que habías querido leer una novela juvenil que soñaste hace ya muchos años.

Javier Naveira Pandelo es licenciado en Filología hispánica por la UDC, gran lector, hombre erudito y magnífico crítico literario no ejerciente de este noble oficio que sin duda se vería engrandecido con su sabia labor.

Publicado en Libros | Deja un comentario

El orden alfabético no es igual que el numérico. ¿Cómo definir los números? Pequeña reflexión.


Recordamos en una entrada anterior que poníamos de manifiesto un problema que surgía cuando afirmábamos que los diccionarios definían los objetos de la realidad y nos tocaba explicar una letra ¿cómo acotábamos su significado? Se proponían varias alternativas, como la descripción de su trazo, la posición que ocupaba dentro de su sistema, pero siempre siendo conscientes de que cualquier propuesta sería imperfecta.

Sin embargo, un mayor problema se nos plantea cuando se trata de definir los números. Las letras siempre van a aparecer en orden alfabético, pero los números no. Somos de letras, pero eso no impide que no sepamos contar, naturalmente; así que vamos a contar hasta cinco:

Uno, dos, tres, cuatro, cinco.

Si ordenamos esta serie por orden alfabético tenemos: cinco, cuatro, dos, tres, uno. No es una cuenta atrás, pero casi. Se trata de un detalle, aparentemente sin importancia, pero vamos a buscar la definición del número cuatro:

http://dle.rae.es/?id=BV2fIc4

Cuatro, como numeral, es definido como tres más uno. O sea que en la definición aparecen dos elementos que pertenecen a su serie, que lo preceden, pero que en el diccionario vienen mucho después. Suponiendo que se desconozca su significado, la causa más probable es porque se ignore la secuencia de numerales, por tanto nos preguntamos ¿Qué sería más útil? ¿Aprender los números en matemáticas o conocer sus definiciones en el diccionario?

Pensemos igualmente en dicho número: es par y por tanto divisible por dos, forma parte de sus características y en ningún momento se dice. Se nos dice que es el resultado de tres más uno, pero hay infinidad de operaciones que nos permiten obtener esta cifra ¿Por qué no podría ser dos por dos, o dos al cuadrado, o raíz cuadrada de dieciséis?

Vamos ahora con el cinco http://dle.rae.es/?id=9Fa9fmv su procedimiento de formación es exactamente el mismo que su predecesor (4 + 1), viene antes en el diccionario, por tanto si no sabemos qué es un cuatro, malamente podremos saber qué es un cinco. Nuevamente insistimos en la infinidad de operaciones que podemos realizar para conseguir este número e introducimos una nueva carencia: en ningún momento se nos indica que este numero es impar y primo.

Unas últimas reflexiones ¿Cuántos número se definen en un diccionario? Tengamos en cuenta que la lista es infinita y naturalmente el diccionario tiene un número limitado de entradas ¿Cada número por elevado que sea, sería definido como la suma del anterior más uno?

Artículo de referencia: “Una definición típica de los numerales: la de cálculo aritmético”. En PORTO DAPENA. J. A. Lexicografía y metalexicografía. Estudios, propuestas y comentarios. Coruña 2009. UDC. Servizo de publicacións. Págs. 137 a 155.

 

 

Publicado en Nuestro amigo el diccionario | Deja un comentario

Los Bravos son los precursores de los Beatles y de la película La naranja mecánica.


El pasado mes de agosto ofrecieron por televisión, no recuerdo la cadena, una película española “Los chicos con las chicas” que coincide con el título de una canción de Los Bravos; dicho grupo es protagonista de la misma.

No la había visto antes, y aunque la idea es previsible: la rigurosa disciplina que mantiene separados a chicas y chicos debe ser suavizada, no por ello dejaron de sorprenderme ciertas imágenes musicales muy en la línea de la psicodelia propia de aquellos años. La película es de 1967 y la estética no tiene nada que envidiar a los mejores grupos internacionales de la época.

 

Sin embargo, el vídeo que más me llamó la atención fue este; el de la canción “Trapped”.

¿Acaso esas imágenes de perfil mientras corren por lugares representativos de Madrid no evocan la famosa imagen de los Beatles sobre el paso de cebra de Abbey Road justo dos años después?

¿Y qué decir de los sombreros con los que aparecen a partir del 0,44´´ en diversos momentos, al igual que sus pantalones blancos y sus rostros de perfil desencajados en ciertos instantes?

Publicado en Música, Películas | Etiquetado , , | Deja un comentario

Posiblemente un ejercicio de cohesión textual sin pretenderlo. Un caso real.


Tengamos en cuenta que la gramática del texto no se comenzó a introducir en la enseñanza escolar, al menos en España, hasta finales del siglo XX o en algunos casos a comienzos del siglo XXI y que parte de sus antecedentes se encuentran en los años 60 y 70 del siglo pasado.

En los juegos infantiles en los que no se puede decir ni “sí” ni “no” ni “blanco” ni “negro” o de palabras tabú en general, se está realizando un ejercicio de sustitución o de repetición por cualquier procedimiento.

Durante el Mundial de fútbol disputado en España en 1982 se dio una situación similar por causa del Gobierno argentino. Pasamos a explicar un poco la situación:

En aquellos momentos Argentina y Gran Bretaña estaban en guerra por la soberanía de las Malvinas.  La competición comenzó un 13 de junio y el 14 terminaba la guerra con la derrota de Argentina. Quince días después se jugaba un Alemania – Inglaterra, y el gobierno argentino prohibió a los periodistas de su país nombrar a Inglaterra durante la retransmisión por radio del encuentro.

#prensa #noticias #lengua #gramática mecanismos de #cohesión #textual #elipsis #sustitución #texto #enseñanza.

A post shared by Lasletrasmolan (@lasletrasmolan) on

Esta tensa situación la consiguieron resolver los periodistas con procedimientos de sustitución de una manera natural y espontánea, como corresponde a personas con un vocabulario rico. Varios ejemplos recogidos aquí nos muestran generalmente sustituciones del nombre por el color de la camiseta “el equipo que juega de rojo” o tomando el del otro contendiente “el rival de Alemania” y su transcripción podría tomarse como ejemplo para realizar ejercicios en clase y perfeccionar la expresión oral y escrita.

Publicado en El texto: pasa al siguiente nivel, Lengua | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

It


Recordamos una entrada subida hace algo más de año y medio al blog:

https://molanlasletras.wordpress.com/2016/03/16/puede-ayudarnos-stephen-king-a-luchar-contra-el-acoso-escolar-segunda-parte/

Parece que vamos con los tiempos y en septiembre de 2017 nos llega a España la nueva adaptación cinematográfica de la novela de Stephen King.

Ya conocemos la historia: cada 30 años aproximadamente, se producen una oleada de muertes violentas y desapariciones de niños en el pueblo de Derry. El causante es una fuerza maléfica que generalmente se manifiesta en forma de payaso llamado Pennywise. Un grupo de niños corrientes juntan sus fuerzas para hacerle frente y juran regresar en caso de que no haya muerto.

Igualmente sabemos que el libro, al igual que la adaptación de 1990, presenta dos líneas temporales; una a mediados de los 50, cuando los protagonistas son niños, y otra a mediados de los 80, cuando son adultos. Sin embargo en esta nueva entrega tan sólo se nos muestra la etapa de infancia y su contexto es de 1989; puede que los años 50 nos queden un poco lejos. De manera que más de uno recordará canciones de los New Kids y películas que anunciaban en aquella época; seguro que se os escapa una sonrisa viendo el anuncio del cine del pueblo; no digo más.

La película, aparte de hacer saltar a un servidor en el asiento en varios momentos y que los vecinos de butaca se pasasen media sesión con las manos delante de los ojos, me recuerda a obras propias de los años 80, como los Goonies o Pesadilla en Elm Street; ignoro si es algo buscado deliberadamente por el director o que simplemente fue un resultado casual. En general aquellas películas destinadas a un público juvenil tenían valores como la amistad, el compañerismo, la solidaridad, la unión frente a las adversidades; igualmente reflejados en esta y otras muchas novelas de King que tal vez queden ocultos o eclipsados por la etiqueta del género de terror. A mi juicio los personajes juveniles son fieles a la novela y muy creíbles; cada uno de ellos tiene una serie de rasgos psicológicos que vienen dados por el entorno en el que viven, luchan por superarlos, otras veces se ven desbordados por las circunstancias, pero siempre mantienen la amistad; es un grupo sano y espontáneo. Al igual que en la novelística de King, el verdadero terror no está únicamente en el elemento sobrenatural, más bien este no es más que una manifestación física de los auténticos terrores, como a los abusones del instituto, a un padre maltratador o a los que inculca una madre posesiva.

Tan sólo en un instante queda reflejada la indiferencia de la sociedad ante el sufrimiento ajeno, algo que está más presente en la novela, este sería un pequeño “pero” que le pondría a la película.

El payaso encarnado por Bill Skarsgard es mucho más siniestro que el de Tim Curry, de aspecto más bonachón, igualmente se muestra mucho más despiadado, maquiavélico e imprevisible en sus acciones, al menos para el espectador.

Creo que es una cinta que para quien conozca la trayectoria de King es muy recomendable; igualmente para quien no haya leído nada del autor; a personas de cierta edad les traerá recuerdos del cine de los 80 y a los que no hayan vivido aquella época les puede dar una idea de ella, si bien han de ser ellos quienes emitan el juicio más adecuado.

 

Publicado en Películas | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Para mejorar en el colegio hay que… cepillar el pelo en casa.


Por favor, ahora que comenzamos el curso escolar, que a los progenitores no se les ocurra coger a sus hijos todas las mañanas y cepillarles el cabello pensando en que sacarán mejores notas. No se trata de eso. La idea que aquí se trata de transmitir es que todo está relacionado y que posiblemente los problemas que surgen en el centro educativo vengan de casa; y viceversa, a veces aparecen dificultades en el hogar porque algo ha sucedido en el colegio, o en cualquier otro lugar.

Esta es una de las muchas ideas que se encuentran en esta breve e interesante obra de Silvia López Larrosa; en la que se apuesta por la total colaboración entre las familias y el personal educativo en la educación de los niños.

Tradicionalmente la llamada del profesor a los padres era para anunciar alguna gamberrada de los hijos o un mal comportamiento en general. Actualmente se buscan los puntos en los que se puede mejorar algún aspecto, actitudinal o aptitudinal, del alumnado con la colaboración de especialistas. Los problemas se solucionan con la colaboración de todos encontrando aquellos momentos en los que el niño responde positivamente.

Explica dos ejemplos muy claros en los que a veces la solución está en casa. Uno de ellos es una manera de hacer sentir a los hijos que siempre se está a su lado a pesar del trabajo. Cierto es que muchos de los problemas se podrían solucionar pasando más tiempo con los niños, pero no menos cierto es que las jornadas laborales también lo impiden. Se recoge un testimonio en el que un padre explica que no puede ver a su hijo en todo el día porque cuando se va y llega está durmiendo; por tanto él a la vuelta del trabajo le deja una señal -no la desvelo- para hacerle notar que está presente.

La otra historia es de una niña cuyo comportamiento había empeorado, al igual que su letra y que su actitud mejoraba en el momento en que asumía una responsabilidad; por tanto una de propuestas consistía en que cuando se jugasen partidas de algún juego en casa, fuese ella quien anotase la puntuación, de manera que se hacía cargo de una tarea a la vez que podría mejorar la letra.

Un consejo que se da, que copio textualmente del libro que me llamó la atención, el el siguiente:

… si los padres, por problemas de idioma o porque son sordos, no entienden bien, es preciso hacerse entender; pero no recurrir al hijo para ello. No conviene que se erija a los niños en intérpretes de sus padres porque esto les sitúa en una posición de responsabilidad que no les corresponde evolutivamente y a sus padres en situación de “cierta inferioridad”, pos sus limitaciones lingüísticas. Por ello, una opción más adecuada, aunque no exenta de inconvenientes, es el recurso a intérpretes profesionales (ver López, 2000, 2002; Ochoa y Rhodes, 2005).

Precisamente por este motivo. Es una situación reflejada en la película “La clase”, “Entre les murs”. En la que un alumno conflictivo tiene que ejercer de traductor entre la madre y los profesores; naturalmente, los que desconocemos el idioma materno, ignoramos si las traducciones que hace son exactas, aproximadas o inventadas.

A mi juicio, lo que destaca en este libro es que en él se promueve una continuidad entre la escuela y la familia; una colaboración mutua entre ambas, ya no se trata de acudir a la llamada del profesor cuando el niño se porta mal, ni necesariamente cuando empieza a flojear en su rendimiento, si bien esto sucede.  Igualmente tampoco se trata de buscar castigos, sino de potenciar aquellos momentos en los que el alumno deja de lado su mal comportamiento. En resumen, esta es una obra que nos guía por un camino, que aunque conocido, no siempre se encuentra visible y su recorrido puede aportar grandes mejoras a toda la comunidad educativa.

Publicado en Sabios consejos | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Partículas comparativas cuns exemplos da rúa.


Agora imos analizar un anuncio dun banco, sen dicir o nome, para estudar uns casos concretos na utilización das partículas comparativas.

Exemplo nº 1:

No texto aparece un comparativo de superioridade que ten a seguinte estrutura: máis + nome + ca.

O uso de ca é obrigatorio cando vai seguida dun pronome “é máis alto ca ti”, mentres que o de que ou do que se vai seguido de verbo.

Neste caso hai un substantivo “nécoras”, polo tanto podería empregarse tanto ca como que.

Exemplo nº 2

Aquí temos outro comparativo de superioridade; máis + adxectivo + cás + Sintagma nominal.

Neste caso pódense empregar como partículas comparativas que ou ca. No anuncio usan cás; contración de ca + as. Polo que aproveitamos para lembrar algo de ortografía e diferenciala de cas, que non leva til e é unha preposición.

 

Publicado en A gramática, Lingua galega e literatura | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Nota de prensa. “Tiempo bífido” de Leda Rendón.


La editorial El Ángel Caído publica “Tiempo bífido”, un libro de cuentos de la escritora
mexicana Leda Rendón, premiado en su país e ilustrado por el español Álex Falcón.

La mexicana Leda Rendón irrumpe en la escena literaria española con su libro de cuentos
fantásticos “Tiempo bífido”, que recibió por unanimidad el Premio de Literatura Joven
Salvador Gallardo Dávalos.
La escritora, originaria de Tapachula, Chiapas, y nacida en 1982, es licenciada en Literatura
Dramática y Teatro de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Ha sido articulista en la
Revista de la Universidad de México y profesora de literatura de dicha institución.
Actualmente es columnista del periódico Excelsior, donde mantiene una sección literaria.
El libro aborda la figura del “doble”, “doppelgänger”, según el termino acuñado por el
romanticismo alemán, recurso literaria que ya trataron maestros como Poe, Stevenson, y, más
recientemente, Saramago. Lo que distancia a estos cuentos de otros textos fantásticos es la
mirada decididamente femenina, no solo de la autora, sino también de los personajes
protagonistas, que son siempre mujeres. En los cuentos se perciben ecos literarios de la poesía
oscura de Rimbaud, Baudelaire y Lautréamont que resuenan en una voz cargada de erotismo,
una forma de narrar sin censura, donde el sexo, las drogas y la destrucción son formas de
conocer al otro, que es uno mismo, ese doble que renace y nos acosa.
Leda Rendón atribuye su fascinación por la literatura fantástica a su interés por el Surrealismo
en todas sus expresiones. Se considera una apasionada del cuento como género literario
porque te permite construir en un par de horas de lectura todo un universo. En este terreno,
profesa admiración por Jorge Luis Borges que construyó -dice- en sus cuentos mecanismos
casi filosóficos de reflexión no solamente emotiva y literaria sino también de especulación
científica. Confiesa también su deuda con Edgar A. Poe cuyos relatos breves son como
mecanismos de relojería, y con Dostoievsky, cuyo relato “El doble”, mezclado con las
obsesiones personales de la autora, inspiraron estos cuentos.
En palabras del escritor y crítico literario Andrés de Luna, “Leda Rendón escribe bajo las coordenadas
de una matriz clásica, fiel y rigurosa, su escritura tiene las resonancias de Hoffmann,
de Villiers, sin olvidar a Felisberto Hernández. Un libro que deja ver una maestría indudable,
una escritura pulida que se lee sin dilaciones. En estos relatos ‘el doble’ habita en un
plano que de pronto se rasga y queda a la intemperie. Leda Rendón usa la navaja literaria para
instalar a estos seres en el corazón mismo de sus relatos. En Tiempo bífido -sentencia De
Luna- la belleza es una orquídea negra que nos deja aspirar sus aromas en estos relatos de extraordinaria
intensidad. Sumergirse en ‘Tiempo bífido’ es aceptar el reto narrativo de la imaginación”.
Álex Falcón, joven ilustrador canario, cuya obra fue seleccionada en 2016 por el Asians festival
of Children’s Content, de Singapur, aborda las ilustraciones de Tiempo bífido desde el
lado oscuro del pincel, poniendo al servicio de unos relatos inquietantes los lápices que hasta
ayer dibujaron ilustraciones para niños.

 

Publicado en Libros | Etiquetado , , , | Deja un comentario